Cultura

Página 6 de 20

Estudiar para criar

Febrero, 2016.-  Mucho antes de convertirme en madre comprendía que la crianza que recibí, había dejado más aspectos negativos que positivos. No me tomen a mal, yo era una persona honesta que trabajaba y luchaba a diario de la mejor forma posible por subsistir. Estaba llena de buenas intenciones y buenas acciones; sin embargo, me daba cuenta que mucho de lo que hacía, decía y pensaba , estaba basado en el miedo y/o la culpa, también en una profunda necesidad de aprobación y en un intrínseco vacío emocional que no parecía llenarse con nada.

“Fue sólo un chiste”

Marzo, 2016.- Mi hija y yo fuimos a una tienda que vende todo, o casi todo, a un dólar. Yo andaba buscando una caja de pañuelos desechables. Ella, alguna manualidad. Cuando habíamos encontrado todo lo que necesitábamos, nos dirigimos a la caja a pagar; mi hija estaba en la fila antes que yo con su billete de 5 dólares en la mano, el cual había guardado por largo tiempo esperando el momento adecuado de usarlo.

Necesito ser vista

Abril, 2016.- Las carencias de afecto, conexión, atención y comprensión abundan en el mundo moderno  como una pandemia. Comprendiendo que toda carencia nace de una necesidad insatisfecha previamente, lo ocurrido hace algún tiempo atrás en casa me llevó a la más profunda reflexión. Mi esposo y yo estábamos sentados conversando a la hora de la cena, que es cuando él llega del trabajo luego de un largo día fuera de casa, cuando de pronto, en medio de la conversación, algo cayó y golpeó el centro de la mesa. Ambos reaccionamos con mucha sorpresa y buscamos ...

Ser o no ser madre

Mayo, 2016.- Tengo algo más de 20 años en el sector salud, he trabajado en diferentes ambientes, he visto y oído muchas historias, ninguna se parece del todo a otra. Cada historia tiene algo nuevo que contar. Algunas de ellas son consecuencia del pasado, otr...

“¿Cuántas veces tengo que repetirte lo mismo?”

Junio, 2016.- Recuerdo los gritos en casa, por una u otra cosa que los niños olvidábamos. En ese minuto, uno se sentía triste e incapaz, porque la verdad es que uno no recordaba qué es lo que le habían dicho, o al menos recordaba sólo parte de ello. Pero, ¿Por qué?