Noticias

Elección en México pone en vilo negociación del TLCAN

Elección en México pone en vilo negociación del TLCAN

El proceso de negociación del Tratado de Libre Comercio para Norte América (TLCAN o NAFTA por sus siglas en inglés) por parte de Canadá, Estados Unidos y México ha enfrentado más desencuentros que avances sobre todo por las presiones por parte del presidente de Estados Unidos Donald Trump, pero ahora se le une la incertidumbre que representa la elección presidencial de México, sobre todo, ante la posible llegada del izquierdista Andrés López Obrador a la presidencia, uno de los mayores críticos al tratado.
Aunque López Obrador se ha cuidado de fijar una posición tajante con respecto al TLCAN, sí ha hecho énfasis en presentarse como el único candidato capaz de responder a las presiones de Trump y de asumir una posición más nacionalista en favor de México, lo que hace prever, si se cumple esta promesa, que el proceso de negociación se convertirá en un choque de personalidades con poco margen para el pragmatismo.
Además, son conocidas sus posturas proteccionistas desde la aplicación del TLCAN en 1994, por lo que es altamente posible que mantenga esta posición en las negociaciones que pudieran suceder si llega a la presidencia.
Andrés López Obrador, abanderado por el partido Morena, ha insistido en que suspendan las negociaciones hasta que haya un nuevo presidente de México y ha criticado duramente al presidente Enrique Peña Nieto, al que ha acusado reiteradamente de débil, lo que ha afectado a su vez la posición del equipo negociador mexicano, cuya continuidad se ve comprometida.
Sin embargo, no se puede afirmar que la llegada de López Obrador a la presidencia sea el fin de la presencia de México en el TLCAN a juzgar por la posición de Graciela Márquez, nombrada por López Obrador como su negociadora en caso de ganar las elecciones. Para Graciela Márquez, economista graduada en Harvard, el TLCAN representa una fuente importante de empleos e ingresos para México, sin embargo, no descarta medidas para fortalecer la producción interna, aunque sin aplicar medidas proteccionistas.
Además, puede que, a pesar de las preocupaciones de agencias como Fitch ante la eventual negativa incidencia de Andrés López Obrador en la negociación del TLCAN, México podría tener una posición un poco más fuerte de la firma del Acuerdo Transpacífico, al que también pertenece Canadá, ya que abre la posibilidad de nuevos mercados en caso de que Estados Unidos decida cerrar sus puertas. No obstante, de mantenerse la ambigüedad de López Obrador en el tema, esta ventaja podría desvanecerse ante las presiones de los más acérrimos críticos de TLCAN, buena parte de ellos electores de Andrés López Obrador.
Quizá el mayor impacto que puede generar López Obrador es que insista en renegociar algunos puntos que hayan sido acordados por la actual administración lo que haría retroceder la negociación y perder el apoyo de un socio clave como lo es Canadá.
López Obrador lidera las encuestas con un 38% de la preferencia electoral, 9 puntos por encima de su rival más cercano Ricardo Anaya (PAN), que podría obtener un 29% de los votos, y 15 puntos por encima del oficialista Antonio Meade (PRI), quien viene arrastrando con la impopularidad del actual presidente Enrique Peña Nieto.

Leyenda Foto 01: El candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador. Foto: Cortesía Agencia ANDES/Micaela Ayala V.

Comentarios