Noticias

La comunidad opina

La comunidad opina

Paola Andrewartha-Leyton de 46 años llama a Hamilton su hogar desde hace 12 años y se toma muy en serio el tema del reciclaje. Paola, una chilena de nacimiento, está bien, muy bien enterada de la premiación del contenedor amarillo. Es más, su meta es

ganárselo.

“Soy muy rigurosa con el reciclaje, me preocupo especialmente por separar el plástico, el  vidrio, las latas, el cartón, el papel etc.”.

 En la zona oeste de las montañas de Hamilton, la ciudad se encarga de la recolección de desperdicios y reciclaje los lunes. Ella, se prepara diariamente.

¿Hace falta más información acerca del reciclaje?

Siempre hace falta más información, y hace falta crear más conciencia respecto de lo que le tocará vivir a las futuras generaciones si no somos capaces de proveer un medio ambiente saludable. Hay que partir por casa.

¿En tu tiempo aquí, has visto que la comunidad mejora o empeora sus hábitos?

Vivo en una comunidad que utiliza en muy buena manera los recursos. Los hábitos de mis vecinos impulsan a que uno mismo quiera imitarlos.

 Diana Castillo Camero, tiene 37 años. Con ochos años viviendo en Hamilton, Diana no ha escuchado  hablar del programa de la Caja Dorada, pero sigue estrictamente la práctica del reciclaje en su vivienda.

Además del reciclaje, ¿practica Ud. alguna acción en beneficio del medio ambiente?

Procuro e incentivo a siempre usar ambos lados de los papeles de oficina.

¿Cree que hace falta más conciencia por parte de la comunidad?

Creo  que no se ha expuesto lo suficiente. Yo participé en una organización de sostenibilidad y aporte ecológico. Ahora, hacen falta más campañas publicitarias y eventos para llamar a las organizaciones a tomar acción sobre esta necesidad.

 John Kennett de 31 años, ha sido ciudadano de Hamilton  por los últimos ocho años, tiene nacionalidad Hondureña y dice que en una escala del 1 al 10, sus prácticas de reciclaje podrían calificarse con un ocho.

John dice no estar muy al tanto del programa del contenedor dorado, pero sí sabe que su

intención es premiar y motivar.

¿Tú crees que la sociedad está al tanto del impacto del reciclaje en el medio ambiente?

No creo que haga falta más información, pero si más conciencia.

 ¿Qué tipo de acciones crees que hace falta?

Deberían multar más a las personas que tiran basura por cualquier lado.

 Hector Alvarenga, salvadoreño de 50, ha vivido en Hamilton por los últimos 30 años. Sin embargo, nunca ha escuchado hablar del programa de la Caja Dorada aunque luego de saberlo, le parece una muy buena iniciativa.

¿Cuál es la situación del reciclaje en su edificio?

Yo creo que la gente es muy consciente. Las cajas de reciclaje siempre están llenas, y las personas sí le dan importancia a separar todo en el lugar correcto.

¿Tiene alguna duda de cómo separar ciertas cosas?

Los contenedores azules son bastante claros respecto a las cajas, las latas, los vidrios, pero a veces me confundo sobre dónde poner la espuma de poliestireno, y otros materiales parecidos.

 Cristian Betancur, colombiano de 31 años, califica su labor de reciclaje con el puntaje más alto en la escala de 0 a 10. Por seis años fue un orgulloso ciudadano de Hamilton,

aunque en el 2015 se mudó a Brantford. Cristian sí conoce el programa de la Caja Dorada y aplaude su propósito.

¿Qué acciones personales tomas para cuidar del medio ambiente?

En la casa, reciclando, y en lo personal, no tirando basura en la calle. Creo que todos debemos cuidar la naturaleza a nuestro alrededor.

¿Crees que la ciudad ha hecho un buen trabajo?

Me parece que hacen buenas campañas y la información es clara para fomentarlo. En realidad, eso va en cada uno. Mientras exista la posibilidad de reciclar, la persona debería busca la información necesaria.

Medalla de oro

Un total de 66 mil Hamiltonianos ya han recibido la medalla de oro del reciclaje. El programa de la caja dorada es una iniciativa de la ciudad de Hamilton que inició en el 2010 y desde entonces se encarga de premiar con este distintivo contenedor a residentes que siguen correctamente las prácticas del reciclaje, y el desecho de la basura.

Jacquie Colangelo, encargada del proyecto y parte de la División de Servicios Ambientales explicó que mientras que ciudades como Toronto y otras del GTA reciclan en un solo contenedor, Hamilton, junto con Niagara, entre otras municipalidades han implementado la canalización de estos mismos a través de dos vías: papeles con cartones, y botellas -vidrios, con latas. 

“Cuando familias se mudan a Hamilton, aún existe mucha confusión sobre como separar sus desperdicios. Lamentablemente, este proceso de adaptación se ha convertido en nuestro más grande contaminante”, dice Colangelo.

Ahora es el tiempo perfecto para que los interesados empiecen a postularse en la página web de la ciudad de Hamilton. Las selecciones y auditorias son al azar e inician cada primavera. Anualmente se entregan 1500 contenedores: 100 por cada uno de los 15 sectores en la ciudad. Según Colangelo, esta iniciativa busca que una caja dorada en el vecindario motive  al resto de los vecinos y se convierta en una cadena.

Aunque el programa ha tenido un impacto satisfactorio en el medio ambiente a través del re-uso y la producción de nuevos elementos, la funcionaria pública acepta que la caja dorada aún tiene un largo camino por delante. 

Comentarios




Angel Lopez 06:42:04 AM

Excelente noticia----