Cultura

Luces boreales en el agua

Luces boreales en el agua

Diciembre, 2017. - No es posible pensar una vivienda del siglo XXI sin energía.  La noche oscura es el escenario propicio que llama al amor, pero para las demás actividades, la luz eléctrica al caer el sol, es una compañía deseable.  Por fortuna esa es la cotidianidad hoy.  Sin embargo hay unos vecinos que se jactan de que sin instalar cableado y grandes redes de energía gozan de luz debajo del mar.

En las riberas de las lagunas que delinean la isla de Puerto Rico; en la laguna  Glistening Watters de Jamaica, los lagos Gippsland de Australia, las aguas japonesas que reciben  la travesía de calamares gigantes y la laguna de Manialtepec en México se esconde un misterio que alegra los sentidos de los visitantes.  Seres vivos microscópicos que unidos, emanan una luz que ilumina el agua como si millones de reflectores estuvieran en el fondo del mar.

Se trata de los Dinoflagelados, organismos casi miscroscópicos que viven en aguas poco profundas dejando a su paso una luz que los científicos comparan con la armonía y esplendor de la luz  boreal de los polos.  Y para fortuna de nuestro continente, tres de estas maravillas decidieron residir en Jamaica, Puerto Rico y México.

La mayor de estas atracciones se encuentra en el primer país. La laguna Glistening Watters recibe miles de visitantes anualmente.  De noche su esplendor aumenta.  Esta luz que roba los sentidos es conocida como bioluminiscencia.  Al llegar a Jamaica pregunte por la comunidad de Rock y luego diríjase al pueblo de Falmouth, Trelawny, toda esa extensión está rodeada por la laguna luminosa. Es el punto de intersección entre un río y el mar.  En ese ámbito prosperan los microorganismos del misterioso destello.

En México, en la Laguna de Manialtepec, Oaxaca, reposa este fenómeno.  En los recorridos que se ofrecen en Kayak la bioluminiscencia se aprecia al movimiento de los remos sobre el agua, esto lo produce el microorganismo llamado Plancton y el fenómeno aumenta en temporada de lluvias. Hay quienes pueden observar la majestuosidad de esta luz caminando por la playa de Holbox en Quintana Roo.  

En Puerto Rico dos playas con este fenómeno:  Bahía Mosquito y la Laguna Grande de Fajardo.  En la primera playa ubicada en la Isla de Vieques se organizan grandes excursiones.

Uno de los pobladores narraba, que una vez pasó el huracán María que azotó Puerto Rico, tuvieron miedo de que el fenómeno se hubiera alterado.  Al comprobar que seguía firme, vieron como sus sonrisas se reflejaban en las magníficas luces boreales del agua, inspirándose para levantarse una vez más, pese a la tormenta. 

Comentarios