Noticias

Carrera presidencial en Colombia

Carrera presidencial en Colombia

El próximo 27 de mayo Colombia elige su nuevo presidente.  Siete candidatos se disputan este lugar. En esta edición presentamos a quienes ocupan los primeros cinco lugares, según las últimas encuestas.

Retos: Unir un país polarizado en torno al futuro del proceso de paz -verdadero para unos, mentiroso para otros-;  un orden público afectado zonalmente por grupos al margen de la ley; una economía que lucha por sostenerse y resurgir pese a la volatilidad del precio del petróleo que le ha afectado y  pese a la amenaza de agentes de diferente orden, como la llegada masiva de Venezolanos que se concentran en algunas ciudades, entre otras problemáticas y retos a afrontar, como los problemasen la frontera con Ecuador, además del litigio con Nicaragua por la isla de San Andrés.

 

VIVIANNE MORALES

De resultar ganadora, sería la primera mujer presidenta de Colombia. Su baja en las encuestas tiene una lógica y es que estuvo por fuera del debate por espacio de un mes y medio.  Demandaron su credencial como candidata y por ello no pudo hacer parte de la primera recta de la contienda.  Pero es una de las aspirantes más respetadas y reconocidas por su trayectoria.  Fue senadora y ex fiscal de la nación.  Hoy lidera el Partido Somos, bajo el cual busca ganar la contienda.

Abogada bogotana que creció en el seno de una familia convencional, hija de un abogado también.  Sus principios se basan en los valores del cristianismo el cual profesa desde los 17 años.  Su vida marital inició con quien es el padre de sus tres hijos. Pero su vida dio un giro años después, y  de su divorcio se casó con un exguerrillero quien también fuera senador de la República, Carlos Antonio Lucio.

La candidata presidencial se graduó con honores como abogada de la Universidad del Rosario.  También recibió honores de su grado en Derecho Público de la Universidad de París III.

Esta candidata que habla tres idiomas y ha ocupado ocho cargos públicos de gran altura, propone uno de los puntos más ambiciosos para los colombianos: Recuperar la confianza en las instituciones; la corrupción ha ganado amplio terreno.  La ex congresista quiere construir un país seguro y ofrece una amplia gama de propuestas para fortalecer la familia.

También ha presentado una agenda específica del país en materia internacional donde Colombia siente una mejor posición como jugador en la dinámica mundial. El punto más favorable de esta candidata es su buena imagen en los estamentos púbicos y la sociedad.  Su detractor, el tiempo que le generó una amplia brecha y sus contendores.

 

IVAN DUQUE

“Quiero gobernar para unir a Colombia en torno a grandes propósitos y no espero hacerlo con espejo retrovisor sino mirando hacia adelante, a través del vidrio panorámico del carro”

Esta frase es el ideal para muchos un Colombia, y es esbozada por Iván Duque, un abogado Bogotano de 43 años quien fuera senador, asesor del Ministerio de Hacienda, la CAF y el BID, quien hoy por el partido Centro Democrático aspira a la primera magistratura nacional y que se mantiene en el primer lugar en las encuestas a un mes de las elecciones.

Su edad es uno de los puntos que algunos de sus detractores utiliza para descalificarle a lo que él señala: “El mundo está viendo surgir una nueva generación de gobernantes jóvenes en países como Canadá, Costa Rica, Nueva Zelanda,   Austria, Bélgica, Irlanda,  entre otros”, en resumen: para él no hay problema.

Sus respuestas siempre son de consenso y se caracteriza por manejar diferencias.  No se deja malograr por los contradictores de Alvaro Uribe, presidente del Centro Democrático, a quienes les dice: "Ustedes me hacen preguntas a mí que quieren que les conteste Uribe y estoy contestando yo”.

Para sus seguidores este candidato representa “no entregarle el país a los guerrilleros” frase con la que suelen designar algunos lo concerniente al Tratado de paz suscrito, pero el candidato ha señalado que respetará lo pactado, pero su tendencia es a salvaguardar el Estado de Derecho. 

Duque representa la línea más dura contra la insurgencia al señalar: ¿Cuándo haremos una línea divisoria y nos preguntaremos: ¿El sentido más objetivo de justicia es premiar al delincuente? (…al referirse a lo acordado en el Tratado de paz con las farc…)

 

GERMÁN VARGAS

Este candidato tiene la mayor experiencia política en este abanico de propuestas.  Fue vicepresidente de la República en la actual administración. Senador de la República en varias oportunidades, ministro de varias carteras y ha fungido en varios partidos políticos moviéndose como pez en el agua.

Es el más preparado de todos los candidatos para un cargo nacional, su participación en diferentes sectores le han dado la experiencia para ello.  Es conocido por haber denunciado las atrocidades que cometían las farc en los campos de concentración donde tenían a los secuestrados. También por el papel que cumplió en la planeación y entrega de viviendas a los más desfavorecidos.

Se lo conoce como un hombre de carácter fuerte, hasta arrogante para muchos. De propuestas claras; pero sus detractores ven su largo recorrido en la vida pública como algo negativo.  No haber apoyado totalmente el acuerdo de paz liderado por el presidente cuando él era vicepresidente ha sido mal visto también, como un acto de deslealtad, aunque para otros eso habla bien de sus convicciones.

Este abogado, especialista en gobierno y administración pública dice con orgullo que como ministro de Defensa dejó al país con el número más bajo en materia de coca: 46 mil hectáreas.  Hoy supera las 100 mil hectáreas.  Sus detractores dicen que solo se trata de cifras que fluctúan.

Es candidato por el partido Cambio Radical y ha recibido un importante apoyo de otros partidos, pero aún así en las cifras se mantiene muy bajo. No cuenta con gran apoyo de la juventud.  Algunos de sus contradictores se han encargado de hacerlo ver como un político “tradicional”:

 

GUSTAVO PETRO

De la costa norte de Colombia pero su vida la desarrolló –antes de ingresar a la clandestinidad de la guerrilla- en el interior del país, en las frías montañas de este territorio. Fue en una pequeña población, tímida, para el resto del país donde creció y donde tuvo los primeros cargos públicos. Fue personero y concejal de Zipaquirá.

Tras desmovilizarse de la guerrilla del M-19, donde era conocido como el “comandante Andrés” se fue a Bélgica como agregado cultural y allí adelantó un curso de Medio Ambiente y Desarrollo Poblacional; también un Doctorado en Nuevas Tendencias de la Administración de Empresas, pero estos estudios le generaron polémica por cuanto fueron calificados de falsos, hecho que él desmintió.

Su oratoria es una de sus mayores cualidades, además de haber sacado uno de los puntajes más altos del Icfes como requisito para ingresar a la universidad. Esta oratoria es la que seduce a los estratos más bajos del país, quienes ven en él una esperanza de cambio pero al igual que los gobiernos de Derecha también ha sufrido reveces. La justicia determinó que mientras fue alcalde de Bogotá causó un detrimento a la ciudad por un monto de 20 millones de dólares por el esquema de recolección de basuras.  Fue destituido pero un juez lo hizo volver al cargo.

Uno de sus mayores logros fue haber destapado el escándalo de la parapolítica en el país, pero se le critica haber cerrado más de 170 comedores comunitarios y 89 asociaciones de casas vecinales atendidos por madres comunitarias. Sin embargo es en los estratos bajos donde más popularidad tiene. Su promesa de quitarle a la oligarquía beneficios y de reformar la constitución lo asemejan al sistema de Chávez y es lo que más temen sus detractores.  ,

 

Sergio Fajardo

Político, matemático y profesor universitario. Con su imagen fresca representa una nueva política para el país. Tiene un buen balance como gobernante local; fue gobernador de Antioquia y alcalde de su capital, Medellín.  Es el representante de la alianza de los partidos: Polo Democrático y la Alianza Verde y el movimiento compromiso ciudadano.  Tal vez aquí se puede entender por qué el diario El País de España, lo llamó “el independiente más independiente de todos”.

Sus discursos son al estilo de un profesor, ¡Claro!, esto se lo debe a su actividad como docente, sabe la importancia de la educación y su lucha anti-corrupción es su bandera. También ha fungido como periodista en los principales diarios del país y esto le ha permitido analizar de fondo la realidad nacional.

Sus logros como mandatario local son innegables: Bajó la tasa de homicidios de 98 por 100 mil habitantes a 31 por cada 100 mil habitantes, en Medellín, una de las ciudades que heredó la violencia del narcotráfico, lideró más de 100 proyectos educativos, más de 60 obras de infraestructura; pero sin duda uno de los más grandes desarrollos de su administración fue el programa de reinserción que se llevó a cabo para 4.164 ex paramilitares.  Los reconocimientos no se hicieron esperar.

Inclusión,  educación, cero corrupción son sus premisas de plan gubernamental.  Pareciera que en  todas las respuestas incluyera la frase “lucha contra la corrupción”, y aunque pudiera pensarse que es una frase que gana muchos adeptos también la han utilizado sus detractores al sentir que aunque ha hecho un buen papel como mandatario local, aún le falta la experiencia en las grandes ligas.

Comentarios