Cultura

Riesgos a la hora de tatuarse

 Riesgos a la hora de tatuarse

Tatuarse es una expresión artística, un gusto, una debilidad, una  adicción, una moda, en fin, podemos encontrar tantas posibilidades de  figuras tatuadas  como adeptos y detractores del tema.  Pero más allá de la idea que cada quien se haga al respecto, médicamente es un tema que requiere toda la atención y prevención si usted o alguien cercano decide añadir una huella adicional a su cuerpo.

Y es que los antecedentes más antiguos de los tatuajes se remontan a miles de años. 3.562 años para ser exactos, con el famoso “hombre de hielo”, encontrado en los alpes italianos,  en cuyo cuerpo encontraron 70 tatuajes. Se cree que obedecía a creencias mágico - curativas. Egipto y Japón son los territorios a los que se les atañe una cultura de tatuaje milenaria. 

Razones bélicas,  religiosas, curativas, mágicas, sociales han rodeado el mundo de los tatuajes, pero hoy nos centraremos en la parte médica, donde no todo está dicho, pero la importancia del tema hace que se siga investigando y  logrando cada vez más descubrimientos.

 

Tenga en cuenta que:

  • Infecciones:   Para la piel, tatuarse equivale a hacerse une herida, ya que se perfora la parte superior de la misma llegando hasta la dermis, que para el caso se encarga de guardar la información que le entrega una aguja, a través de tinturas.   

Según la revista médica The Lancet, entre el 1% y el 5% de los tatuajes dejan infecciones bacterianas.  Unas más complicadas que otras.  Van desde úlceras que se producen en los dibujos que se hacen hasta inflamaciones fuera de lo normal.  En Alemania, siendo Europa una de las regiones donde alrededor del 70% de su población se tatúa, un estudio reveló que el 67,5% de quienes se sometían a este procedimiento confirmaban haber sufrido algún tipo de infección. Para el 6% el resultado fue permanente.

  • Calidad de los tintesLos tintes de colores son los que más problemas reportan, siendo el  rojo  el que más alergias provoca. No se ha podido determinar con exactitud a que se debe ya que no existen pruebas concluyentes hasta el momento.  El problema se complica si se tiene en cuenta que la mayoría de tintes utilizados para los tatuajes son en realidad tinturas que fueron creadas para el sector industrial, en especial los textiles. Esta aclaración fue entregada por Andreas Luch, del Instituto Federal de Alemania para la Evaluación de Riesgos.

Se dice que ahora los tintes se han actualizado, no son los mismos que ayer, esto es verdad.  Pero con esto, se agrava aún más la situación porque se desconocen también  sus propiedades.  No están avalados. Tal vez por esto hayan aumentado los informes de reacciones adversas.


  • Presencia de agentes nocivosUna de consecuencias más comunes después de realizarse un tatuaje es sentir picazón en el área del procedimiento. Una buena iniciativa por parte de los usuarios sería averiguar qué clase de tintas utilizan los tatuadores. Un estudio procedente de Suiza que duró más de cinco años, reveló que en los tatuajes estudiados se encontraron  39 agentes orgánicos diferentes.

Hallaron metales pesados, titanio, cobre, cadmio, aluminio, cobre, cobalto; además de nanopartículas de óxidos de aluminio y titanio.  Se encontró que en un 20% de las tintas había presencia de bacterias.


  • ·     Limitaciones al donar sangre: Es un tabú que las personas tatuadas no pueden donar sangre.  Claro que pueden hacerlo,  solo que con algunas restricciones. Existe un periodo prohibido para ello que varía de país a país. En España donde el porcentaje de tatuados es alto, solo seis meses después de realizado el procedimiento se puede ser donante. Para el caso de México se podrá donar sangre después de un año.

Zonas riesgosas: Es recomendable no hacer pigmentaciones en zonas donde hayan lunares, porque dificulta los exámenes de dermatología especialmente cuando se trata de observar cambios en los lunares,  afecciones de piel o síntomas de cáncer.


Tampoco es recomendable hacerse tatuajes en ciertas áreas del cuerpo como la columna vertebral o la  zona lumbar, ya que puede complicar el procedimiento para un parto por cesárea. Esto debido a que para ello, hay que aplicar la anestesia epidural la cual tiene contraindicaciones para las personas con tatuajes en este lugar.  También obstaculiza otros procedimientos que se realizan en la zona lumbar.

  •   Falta de regulación: Productos como la cosmética tienen regulación mundial por aplicarse directamente a la piel, aunque cada día se retire.  Sin embargo, en Europa al menos 100 millones de personas tienen un tatuaje y en el resto del mundo otro tanto, pero no existe  una regulación que responda a estándares mundiales.   Algunos países de manera individual como Dinamarca y Austria ya prohibieron la importación de algunos tintes por determinarse que son nocivos para la salud.
  •      Por todo lo anterior, es importante que al tener un nuevo invitado en nuestro cuerpo, primero nos aseguremos bien, de quien es y esto incluye saber qué equipaje trae consigo.

 Los tintes utilizados para realizar tatuajes fueron creados para uso industrial, no para la piel

Comentarios