Noticias

A votar otra vez

A votar otra vez

Este es el panorama en el que se resume el mapa político colombiano, luego de las elecciones presidenciales del pasado 27 de mayo, cuyo resultado prolongó la esperanza de Iván Duque del partido Centro Democrático y de Gustavo Petro del Movimiento Petro Presidente, por llegar a ser el próximo presidente.

Los extremos afianzan su radicalidad electoral al ser los polos opuestos los que quedaron con esta opción: La Derecha y la Izquierda.  Ambas posturas medirán su fuerza el próximo 17 de junio, sin posibilidad de que los electores acudan al voto en blanco.

Iván Duque es el representante del partido del expresidente Alvaro Uribe. Llama la atención que en muchas regiones del país así como en el exterior la tendencia fue uribista. Hasta el cierre de esta edición Duque obtuvo un total de  7.569.693 votos, o sea el 39,14% de los votos, llevándole a su oponente una gran ventaja.

Sin embargo Gustavo Petro mantuvo un segundo lugar desde las encuestas.  Fue creciendo hasta llegar ayer a la real intención de voto que se consolidó con un 25.08%,  el cual  alcanzó con los 4.851.254 votos que obtuvo.  Ganó en nueve departamentos de los 32 que tiene el país.


“No ganó, pero convenció y definirá”

 

Esta es una de las frases que empezó a resonar al finalizar la primera contienda. El merecedor de la misma es Sergio Fajardo del partido Coalición Colombia. El ex gobernador de la provincia de Antioquia y alcalde de su capital, Medellín, obtuvo una sorpresiva votación de 4.589.696 electores. Su estilo descomplicado y mensaje reafirmante en contra de la corrupción y a favor de la educación fue creíble para la masa electoral. Los ganadores esperan su voz para que manifieste a cuál apoya.

Esta tercera votación dista mucho de los que quedaron por debajo siendo el más inmediato el candidato Germán Vargas Lleras, un político tradicional del país quien ha ocupado importantes cargos con resultados visibles.  Sin embargo solo logró 1.406.014 votos.

Otra sorpresa fue la que desató la votación del candidato y ex negociador con las farc, Humberto de la Calle, quien solo consiguió 398.959 votos.  Y causa más admiración ya que De la Calle goza de gran admiración por parte de la opinión pública por sus conocimientos y ecuanimidad, pero según los expertos el resultado es un reflejo de la poca simpatía que genera el proceso de paz

 

El otro ganador

 

Sin embargo estas fueron las primeras elecciones donde no hubo lugar a alteración alguna del orden público ni hacia los candidatos.  El gobierno no vacila en identificar este hecho como una consecuencia inmediata del proceso de paz.   Esto aunado a la decisión del grupo alzado en armas ELN quien anunció un cese unilateral a sus actividades delictivas.

Así las cosas, aumenta la tensión y la expectativa para conocer el nombre del nuevo presidente de la República.  Ahora serán 36 millones de colombianos los que decidirán y le darán al mundo esta respuesta.  

Comentarios