Noticias

El dueño de las carreteras

El dueño de las carreteras

…El tráfico es pesado, el calor es agobiante, y se te hace tarde... se te puede olvidar que no estás solo. No importa sobre cuántas ruedas vayas, ni cuanta experiencia tengas, no eres el dueño de las pistas, solo la compartes…

Durante los últimos cinco años, el número de accidentes ocurridos entre bicicletas y vehículos se ha mantenido en 160 hechos registrados anualmente, con un índice de fatalidad del 1%. Sin embargo, según la data oficial de la Ciudad de Hamilton, el 2017 culminó con una casi una imperceptible diferencia de 0.4 % menos de reportes que terminaron en sepultura.

“La ciudad quiere que todos se sientan culpables. Ambas partes son responsables de hacer que  las carreteras sean un lugar seguro”, dice Daryl Bender, coordinador del proyecto Transporte Alternativo de la Ciudad de Hamilton.

Se refiere a peatones y conductores. Un 43% de canadienses encuentra como una paradoja  determinar quiénes son los culpables en caso de un accidente entre vehículos y bicicletas, según un estudio basado en las respuestas de cinco mil ciudadanos. Dentro de ese porcentaje, la gran mayoría de entrevistados encuentran a los ciclistas más irresponsables cuando comparten la pista.

La investigación fue llevada a cabo por el instituto Angus Reid quién explica que un factor determinante es que en las pistas existen más vehículos que bicicletas.

“Los ciclistas hacen lo que quieren”

Dwaine Taylor tiene 30 años de experiencia manejando. A sus 55 años, él siente que el conductor siempre acaba siendo injustamente culpable.

“Los ciclistas deberían empezar a seguir las mismas reglas que los conductores frente a un semáforo o señal de parada. En caso de accidente, el conductor del vehículo siempre es culpable, aunque sea el ciclista quien no obedeció la señal o la luz roja”, señala Taylor.

Un sentimiento parecido tiene Terri Evans. Durante 20 años de experiencia, su dolor de cabeza, dice que son las bicicletas electrónicas. 

“Se comportan como “motocicletas” cuando quieren, pero cuando la luz cambia a rojo, de la nada se pasan a las veredas para poder cruzar, e inmediatamente vuelven a la pista después de lograr su cometido”

La Ciudad de Hamilton promueve la distribución anual de más de mil magnéticos con la frase “Comparte la Carretera” que tiene el propósito de recordar al vehículo que tiene la misma responsabilidad que los peatones.  Entre otras cosas, la campaña “Carretera Segura” (Road Safety Pledge) también busca concientizar el correcto uso de la velocidad.

“Voy mejor por la  vereda”

En noviembre de 2017, las líneas para ciclistas en Bay Street fueron inauguradas para promover el uso de las bicicletas de  manera segura. El funcionario del departamento de Planeamiento y Desarrollo Económico afirma que este se suma a los 200 kilómetros de carriles ya existentes para el uso exclusivo de ciclistas.

Detrás de City Hall, el uso diario de bicicletas llega a los 350, y según Bender, durante los últimos tres años se ha experimentado un crecimiento significativo de ciclistas.

“Mientras que el porcentaje de accidentes se mantiene, y el número de ciclistas en la ciudad va en aumento, significa que el número de accidentes está disminuyendo”, explicó.

Los ciclistas se sienten incomprendidos  

Marela Costa, Hamiltoniana de 46 años y ciclista por los últimos cuatro, maneja por la vereda. Ella dice ir despacio para no golpear a ningún peatón, y se siente segura de bajar a la pista siempre y cuando haya un carril especial.

“Los carros no nos prestan atención, y frenan de improviso delante de nosotros todo el tiempo. Deberían colocar un carril de ciclistas en cada calle” agrega Costa. “Recuerdo hace años estaba esperando que cambiara la luz del semáforo en la intersección de James y King, cuando un carro policía pasó sin siquiera percatarse que yo estaba ahí esperando”.

“Yo no manejaría mi bicicleta”

La bicicleta es el medio de transporte de un 50% de la población por lo menos una vez al año entre distancias de al menos 5 kilómetros, siendo el centro de Hamilton y la Universidad McMaster las dos áreas más concurridas.

Pero no son solo ciclistas y conductores quienes tienen una opinión al respecto.

Sora, 53 años, camina todos los días por Hamilton, y concuerda que tanto conductores, como ciclistas necesitan estar más pendientes de su alrededor. “Hay ciclistas irresponsables, pero creo que la gran mayoría de veces son los carros los que causan los accidentes. Mientras más pequeño sea tu medio de transporte, más cuidadoso debes de ser”.

Laura Schumacher tiene 18, jamás ha manejado su bicicleta, pero las anécdotas que escucha todos los días la han desmotivado a siquiera intentarlo. 

“Escucho a mis amigos del trabajo hablar que un vehículo casi los golpea, que un carro frenó intempestivamente frente a ellos, que abren las puertas sin mirar quien viene detrás. Yo no manejaría mi bicicleta. No me sentiría cómoda, y mucho menos, segura”.

 

Experiencias de la comunidad

Hace tres años, Liban Hissan (25) parqueó su bicicleta, y empezó a tomar bus.

¿Por qué dejó de conducir su bicicleta?

“Antes a nadie le importaba que manejaras en la vereda, ahora debes ir en la pista y entonces, todo cambia, por eso dejé de manejarla. No quiero manejar en la carretera, da temor que en cualquier momento vayas a ser golpeado por un carro.

¿Cree que los ciclistas son 100% responsables en las autopistas?

No, muchos no siguen las reglas… es verdad que también es culpa nuestra. Lo que pasa es que no se necesita licencia para manejar bicicleta, entonces ¿cómo se supone que todos sepan las reglas que hay que obedecer?

¿Qué cree que debería hacerse al respecto?

Los ciclistas también deberían recibir multas si cometen infracciones y deberían haber una línea para ciclistas en todos lados, sobre todo en la calle de King.

¿Volverías a manejar tu bicicleta?

 Definitivamente no, estoy más seguro yéndome en buses (risas).

Glen Doe, ciclista por los últimos seis años, y emprendedor de un negocio de bicicletas electrónicas. 

¿Cuál es su experiencia cuando comparte la carretera con vehículos?

Intento tener el mayor control posible de lo que pasa a mi alrededor. Sigo minuciosamente las señales de tránsito, intento ser predecible, uso un espejo retrovisor para ver quién viene detrás mío. No sé cómo muchas personas manejan sus bicicletas sin un espejo.

¿Qué hace en situación de peligro?

Cuando me encuentro en una situación peligrosa, hago lo posible por ponerme a salvo. Uso mis manos para detener algún vehículo, o para que se percaten de mi presencia, dej pasar carros que están lógicamente apurados.

¿Qué hace que las ciclistas se pasen a las veredas?

Yo no las uso. Teóricamente, solo bicicletas muy pequeñas pueden usar las veredas. La gente lo hace porque no se sienten seguros en las pistas… por su seguridad, porque no controlan el tráfico, y se sienten vulnerables.

¿Tiene alguna experiencia desagradable mientras está usando bicicleta?

Cuando era niño, quizás 10 años, un vehículo abrió la puerta sin percatarse quien venía detrás y me golpeó. Estas cosas pasan a menudo, pero la gente no lo sabe hasta que no pasa delante de sus ojos o lo viven personalmente. Mientras más ciclistas haya, todos empezaremos a ser más conscientes. 

Comentarios