Noticias

Caminando en la vida más de lo normal

Caminando en la vida más de lo normal

Un joven de la ciudad de Homewood, Alabama, salió en la noche hacia su nuevo trabajo en la población de Pelham. Debía estar allá al amanecer, pero camino a su destino su carro se averió, así que llevado por el impulso de cumplir con su responsabilidad, emprendió a pie el trayecto de 32 kilómetros.

Debía caminar toda la noche, retando a la oscuridad y al peligro de la soledad, pero le impulsó más su misión.  Caminó cuatro horas hasta que lo hallaron unos policías que le socorrieron.

Al conocer la historia el dueño de la compañía  decidió regalarle su automóvil. "Este es mi coche", le dijo el presidente ejecutivo de la empresa de mudanzas Bellhops, Luke Marklin, entregándole la llave. 

Comentarios