Entretenimiento

El renacer de Djokovic

El renacer de Djokovic

El tenista serbio Novak Djokovic venció el pasado 15 de julio al sudafricano Kevin Anderson, 6-2, 6-2 y 7-6 (7/3) en dos horas y 16 minutos y así conquistó su cuarto título en Wimbledon, primer Grand Slam en dos años, dijo que no había un mejor sitio para volver que en el templo del tenis. “Este es un lugar sagrado”.

A los 31 años, Djokovic no había disputado una final de un torneo del Grand Slam desde 2016, temporada en la que se anotó el Abierto de Australia y Roland Garros, y su último título se remontaba a Eastbourne, el 1 de julio de 2017.

“Estoy muy agradecido con mi equipo y con todos los que me han apoyado en estos dos años, que no fueron fáciles”, añadió el serbio, que se ganó 2,50 millones de libras por la victoria (3,30 millones de dólares), el doble que su rival.

Sus problemas físicos empezaron el año pasado precisamente en Wimbledon, cuando una lesión de codo le obligó a retirarse en cuartos de final y a pasarse el resto de 2017 inactivo.

“Hubo momentos de duda, de frustración, donde te preguntas si quieres seguir”, admitió tras conquistar su 13º torneo del Grand Slam, siendo el cuarto tenista con los más ‘grandes’ detrás de Federer (20), Nadal (17), y Sampras (14).

Djokovic es un jugador afortunado sobre la hierba londinense, donde solo perdió una de las cinco finales que disputó, la de 2013 ante el británico Andy Murray.

Comentarios