Noticias

Argentina “abortó” la discusión sobre este tema

Argentina “abortó” la discusión sobre este tema

·        ¿Cuál es la realidad latinoamericana frente al tema de la Ola Verde?

Es una discusión candente, interminable, y sumamente importante que parecía haber estado dormida… cuando en realidad, sólo estaba tomando fuerza. ¿Cuál piensa que es?  Si su respuesta fue el aborto, significa que últimamente ha estado mirando noticias.

En Argentina, defensores de la mujer y su derecho de elegir, con los ya clásicos pañuelos verdes en pro del  aborto legal tomaron protagonismo de las redes sociales y medios de comunicación, mientras que los opositores del aborto y representantes de la vida desde la concepción hicieron también presencia con sus colores azules y rosados (campaña: “Con mis hijos no te metas”).

Sí, en el país del cono sur, los simpatizantes del aborto ganaron la batalla, pero no la guerra. Festejaron un logro cuando la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de ley que despenalizaría la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) dentro de las primeras 14 semanas de gestación sin ningún requisito adicional, aunque finalmente, afrontaron la derrota cuando este el pasado 8 de agosto el Senado rechazó la legalización del aborto.

La campaña que inició en el 2006 deberá mantenerse fuera del marco legal hasta por lo menos el 1 de marzo de 2019, cuando comienza un nuevo curso legislativo.

El aborto se mantiene como un delito penalizado con hasta cuatro años de cárcel. Actualmente, Argentina permite su práctica en ciertos casos de violación o riesgo para la salud de la madre. Sin embargo las mujeres dicen que afrontan largos procesos legales y la negativa de la parte médica.

Según cifras oficiales de La Red de Acceso al Aborto Seguro de Argentina, en 2016 murieron 43 argentinas por estos procesos insalubres, y cifran 49,000 ingresos hospitalarios por problemas con abortos en 2013.

Uruguay

Uruguay es uno de los pocos países en Latinoamericana y el Caribe donde las mujeres pueden decidir un aborto por decisión propia y sin requerimiento previo.

La ley fue aprobada en el 2012, y según data oficial del Gobierno, la mortalidad materna bajó de 11 casos en 2015 a 8 en el 2016.

El debate sin embargo, continúa: gran cantidad de médicos alegan objeción de conciencia creando así la escasez de profesionales que realicen un procedimiento seguro. En 2017 se contabilizaron 819 abortos mensuales. La mayoría de las mujeres tenían más de 20 años y lo hicieron por voluntad propia (no por riesgos de salud o violaciones).

El Salvador

Desde 1998  el aborto en todas sus formas es una práctica ilegal en este país y por lo menos 20 mujeres continúan encarceladas, algunas hasta por 50 años.

Dos iniciativas de ley han sido propuestas para despenalizar la IVE en ciertos casos de violación, salud o anomalías. Múltiples organizaciones internacionales, el ministerio de Salud y sus profesionales médicos se han mostrado a favor de una modificación en la ley, pero el gobierno no ha dado su brazo a torcer.

Esta prohibición total del aborto conduce a una problemática mayor cuando los embarazos no terminan con un bebé saludable. Hasta la fecha, veinticuatro mujeres han sido sentenciadas o están en proceso por supuesto “homicidio agravado” o “intento de homicidio” cuando dan a luz a un bebe no saludable o muerto (cifra oficial del Centro de Derechos Reproductivos en Washington).

Perú

El país cuna de Machu Picchu acepta el aborto terapéutico sólo si en beneficio de la salud de la progenitora. La IVE en cualquiera de sus otras formas sigue siendo penalizada, incluso después de que en el 2014 el parlamento archivara un proyecto de ley que proponía la aprobación del aborto en caso de violación.

La coyuntura peruana se ha visto bombardeada por los altos índices de violencia de género y feminicidio: las cifras oficiales de La Defensoría del Pueblo advierten que, en el primer trimestre de 2018, se han registrado 32 feminicidios y 82 tentativas, cifras superiores a las del año 2017, con 29 y 53 casos, respectivamente.

Existe un promedio de 49 denuncias diarias de violación sexual, 90 de cada 100 embarazos de niñas son consecuencia de actos incestuosos, y 34 de cada 100 adolescentes embarazadas como consecuencia de una violación sexual, se suicidaron (Ministerio Público, 2013)

Colombia

Hace 12 años que la Corte Constitucional de Colombia legalizó el aborto en tres casos específicos: a) Si la vida o salud de la madre está en peligro, b) en caso de malformación, y c) si el embarazo es producto de una violación, inseminación, transferencia de ovulo, o incesto.

Venezuela

La República Bolivariana tiene una de las legislaciones más restrictivas. El aborto está penalizado en todas sus formas, y solo es aceptable si la vida de la madre corre  peligro.

La Organización de las Naciones Unidas ya ha solicitado en dos ocasiones (2014 y 2017) al gobierno venezolano modificar su ley del aborto para reducir el alto índice de mortalidad. 

Comentarios