Noticias

¿Nuevamente la guerra de las galaxias?

¿Nuevamente la guerra de las galaxias?

En este 2018 EEUU volvió a la conquista del espacio, buscando estar más de cerca al sol

Evocando la aventura y el espíritu de la imaginación el mundo quedó nuevamente absorto y expectante ante los anuncios de la Nasa de conquistar el espacio otra vez, a través de diferentes misiones extraterrestres.  Y no es para menos el eco que ha tenido esta noticia.

A raíz de la tragedia del Columbia en el 2003, muchos pensaron que terminaba la era de viajes espaciales con tripulación.  A partir de esa fecha se crearon naves de una manera más clásica.  Del 2005 al 2009 se generó el proyecto Constellation, con el cual se diseñó la nave multifunción Orion, pero no llegó a feliz término.  Sólo con  el gobierno del ex presidente Barack Obama volvieron a tener fuerza proyectos como la cápsula Orión y el lanzador SLS.  

Fue en el año de 2011 cuando despegó la última nave con tripulación de los Estados Unidos. Desde esa fecha para ir al espacio, el país vecino se ha valido de naves rusas lo cual significa grandes costos.  Por ejemplo, cada asiento a bordo de la nave Soyuz tiene un costo de 82 millones de dólares.

Se fue Parker

Pero ahora con el lanzamiento de la sonda solar Parker, la película volvió a su mejor escena.  Es la primera vez que una nave solar es enviada.  Se fue el pasado 12 de agosto y su meta: Desafiar los rayos destructores de la estrella más luminosa del espacio.  

La nave que costó 1.500 millones de dólares intentará atravesar la atmosfera solar, que se calcula es 300 veces más caliente que la superficie de la estrella. Para tal fin, fue creada con un escudo ultrarresistente. Tiene el tamaño de un automóvil.

Pero no es como se imagina, la nave pasará a 6.2 kilómetros de la superficie solar e ingresar a la estrella le tomará los siete años para los que se tiene prevista la misión y deberá traspasarla 24 veces.

Si todo resulta bien como se espera, Parker deberá entregar información que permita conocer más el sol y lograr que su calor no afecte los instrumentos que lleva consigo para recopilar la información.  La temperatura asciende a casi los 1.400 grados centígrados.   Dentro de la sonda el clima es agradable, llega a 29 grados.

Alta velocidad

El trayecto alrededor del sol es tan veloz como el miedo ante el peligro.  Parker deberá recorrer el equivalente entre Tokio y Nueva York en un minuto.  Por eso esta nave se lleva el título del artefacto más veloz construido hasta ahora por  el hombre.
 

¿Qué información podría entregar Parker?

 

La información que se pretende precisar es la afectación que puede causar a la tierra las tormentas solares. Hasta ahora se cree que puede llega a afectar la electricidad por ejemplo, pero el objetivo con esta misión de la Nasa es desentrañar mayores secretos del vecino que ilumina al planeta.


Parker lleva este nombre en homenaje al científico Eugen Parker, quien aún vive y tiene 91 años.  Su gran pasión como es de imaginarlo: El sol.  Pero tuvo que esperar 60 años para que sus primeros estudios acerca de los vientos solares, hoy puedan tener un asidero cercano a la comprobación gracias a este viaje solar.    Suele decir:  “El sol está lleno de misterios”, pero gracias a eso nació la Misión Parker. 

Comentarios