Noticias

Comienza negociación entre Moreno e indígenas para resolver violenta crisis en Ecuador

Comienza negociación entre Moreno e indígenas para resolver violenta crisis en Ecuador

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, y el movimiento indígena comenzaron este domingo una negociación cara a cara para resolver la violenta crisis que desencadenaron los ajustes económicos acordados con el FMI.

El encuentro, que es transmitido en directo por la televisión estatal, se realiza en un centro salesiano de Quito a instancias de la ONU y la Iglesia católica.

La Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) pidió de entrada la destitución de los ministros de Gobierno (Interior), María Paula Romo, y de Defensa, Oswaldo Jarrín, por la represión de las manifestaciones que ya dejan siete muertos y 1.340 heridos.

"Como un gesto de paz social al país, pedimos señor presidente (...) su inmediata separación" de los cargos, dijo el líder de la organización, Jaime Vargas.

El presidente no respondió de inmediato a la solicitud.

Sin embargo, dijo que está dispuesto a revisar el decreto que eliminó subsidios de los combustibles, disparando el precio de la gasolina y el diésel hasta en 123%.

Moreno añadió que las conclusiones de la negociación pueden ser incluidas en "un nuevo decreto que sustituya el anterior".

"Jamás ha sido mi intención afectar a los sectores más desposeídos", agregó.

El jefe de Estado se puso al frente de las conversaciones a su regreso de Guayaquil, adonde trasladó la sede presidencial tras decretar el estado de excepción nacional el 3 de octubre y movilizar a las Fuerzas Armadas.

El encuentro se desarrolla al día siguiente de los disturbios y el caos que envolvieron a Quito y que llevaron a Moreno a imponer el toque de queda.

Este domingo las autoridades flexibilizaron por unas horas la prohibición de circular, antes de restablecerla después de las 20H00 locales (01H00 GMT del lunes).

Decenas de manifestantes regresaron a las calles y prendieron fogatas, y en algunos puntos la policía lanzó gas lacrimógeno para frenar su avance, aunque no se registraron choques tan violentos como los del sábado.

En su intervención, el jefe de la Conaie sostuvo que si Moreno revoca la eliminación de los subsidios regresaría de inmediato la tranquilidad.

"No venimos para conformar comisiones (...) El pedido del país es la derogatoria del decreto 883. Si este momento se decide, el país se tranquiliza totalmente en todos los territorios", señaló.

Venidos de varios puntos del país, los indígenas, que se desligaron de las acciones violentas, habían anunciado antes que seguirán en Quito hasta que haya una solución.

El presidente agradeció la decisión de los pueblos originarios de sentarse finalmente a dialogar después de rechazar una primera invitación.

Comentarios