Cultura

Comprendiendo el estrés de tu adolescente

Comprendiendo el estrés de tu adolescente

En el 2014 la Asociación Americana de Psicología llevó a cabo un estudio sobre el estrés en la vida de los americanos. Descubrieron entonces que el grupo más afligido por el estrés era el de los adolescentes. Este descubrimiento incluyó no solamente a los jóvenes estresados sino además jóvenes de barrios económicamente pobres y estudiantes de las universidades privadas. Es decir el estrés acaparaba diversas clases sociales y niveles económicos. Los jóvenes de todas las edades se preocupan y se estresan al sentirse afectados ante temas tales como:

- ¿Cómo será mi futuro?

- ¿Cuál será el estado medio ambiental del planeta?

- ¿Será la economía del país estable?

- ¿Podré mantenerme a mí mismo?

- Violencia en la familia.

- Violencia en el trabajo.

- Violencia en la escuela (bullying /ser acosado).

- Violencia policial hacia los grupos marginados y raciales.

Usualmente los jóvenes estresados no cuentan con herramientas adecuadas para poder lidiar estas angustias y los padres están agobiados por sus obligaciones y frecuentemente carecen de tiempo para atender a sus hijos. Por otra parte, los centros educativos no cuentan con programas de salud mental constantes y adecuados capaces de proveer y enseñar estrategias para sobrellevar el estrés.

Sentimos estrés cuando percibimos miedo real o imaginario. Estamos orgánicamente programados a responder al miedo de dos maneras:

1. Lucha / pelea o huida / escape.

2. Descanso.

Para demostrar esta respuesta miremos estos dos ejercicios.

1. Cierre sus ojos y sostenga sus manos en frente de usted y haga puños apretado. Sostenga los puños y hágase estas preguntas:

· ¿Qué nota en su cuerpo y en su mente?

· ¿Qué tipo de emociones siente?

· ¿Qué pensamientos tiene en este momento?

· ¿Cuándo durante el día o durante su semana usted tiende a sentirse de esta manera?

· ¿Cómo siente su respiración ahora?

· ¿Cuán abierto o cerrado se siente?

· ¿Qué tan energético se siente?

· ¿Quisiera sentirse de esta manera todo el tiempo?

Naturalmente NO queremos sentirnos de esta manera, por el contrario, queremos abandonar (huir) esta tensión y rechazarla (pelearla).

2. Ahora suelte sus puños y deje que sus manos caigan a su costado. Haga lo opuesto de estar erguido y encórvese, desplómese, deje que su cabeza caiga hacia su pecho.

· ¿Qué nota en su cuerpo y en su mente?

· ¿Qué tipo de emociones está sintiendo?

· ¿Qué tipo de pensamientos se le viene a su mente?

· ¿Cuándo durante el día o durante su semana usted tiende a sentirse de esta manera?

· ¿Cómo siente su respiración ahora?

· ¿Cuán abierto o cerrado se siente ahora?

· ¿Cuán energético se siente?

· ¿Quisiera sentirse de esta manera todo el tiempo?

En este segundo ejercicio el cuerpo DESCANSA y usted con premeditación abandona la tensión y se da cuenta que la recuperación es necesaria y además aliviante.

El primer ejercicio nos indica cuan tenso el cuerpo se volca. Es la misma tensión que sentimos cuando por ejemplo estamos atrapados en el tráfico, antes de rendir un examen, o cuando la persona a quien usted ama no le entiende, por ejemplo. En estos momentos de tensión y estrés nos volcamos irritables, carecemos de bondad y posiblemente reaccionamos en forma atropellante.

El segundo ejercicio nos indica que EL DESCANSO es necesario después de momentos estresantes.

Usualmente tenemos que manejar varios momentos estresantes durante el día y no tomamos el tiempo necesario para descansar después de cada momento estresante.

Sabemos que nuestro cuerpo está muy estresado cuando sufrimos de dolores de cabeza, diarrea o estreñimiento, cansancio excesivo, decaimiento, mandíbula rígida, músculos tensos, o irritabilidad.

¿Qué podemos hacer para aliviar el exceso de estrés?

Sugiero la práctica de una Meditación Corta (3-5 minutos) al comenzar su día, antes de retirarse a dormir y durante un descanso.

Observe el ritmo de su respiración.

Elija un espacio tranquilo. Cierre sus ojos y relájelos.

Invite una sonrisa a sus labios. Observe, qué sensaciones esta sonrisa le trae a su cuerpo, qué emociones.

Continúe sosteniendo su sonrisa y mire a su alrededor. Sonría hacia los objetos, personas y mírelos tenuemente. Note sus emociones.

Una vez que usted se ha sonreído hacia su alrededor, tome una pausa, baje sus ojos y tiernamente sonría hacia usted mismo.

Este ejercicio practíquelo individualmente o con su familia. Traerá armonía y relajamiento.

Comentarios