Comunidad

Una vida de grandes logros en tan solo 50 años

Una vida de grandes logros en tan solo 50 años

El 5 de diciembre de 1969 en la ciudad de El Espinal, Tolima, (Colombia), nació Isabel Cristina Cuellar Olivar, la menor de los 12 hijos de Blanca Aurora Olivar, una ama de casa que le inculco siempre los valores morales y el respeto a los demás; y Modesto Cuellar, quien en su época era de los mayores agricultores de El Espinal, reconocido en la ciudad por su bondad y generosidad.

Vivió en el Espinal durante toda su niñez y juventud hasta que termino sus estudios secundarios. Luego se trasladó a la ciudad de Bogotá para continuar con sus estudios superiores en la Universidad Libre de Bogotá, donde se graduó como Abogada.

En 1995, contrae matrimonio con el Iván Guillermo Triana Quiceno en la ciudad de Bogotá, quien a ha sido su mano derecha y gran apoyo en todas sus ideas y proyectos en los últimos 24 años. En 1996 tienen su hija Samantha Triana Cuellar. Son ellos dos su motor y los que la han acompañado en este recorrido de promover la cultura Colombiana y Latinoamericana desde que salió de su país.

Como profesional, desempeñó varios cargos en Colombia en importantes empresas privadas y del Gobierno, siendo su último trabajo con la Alcaldía de Bogotá como Jefe del grupo de Relatoría de la Oficina Jurídica Tributaria de la Dirección de Impuestos Distritales.

Es una conocida líder comunitaria que ha pasado la mayor parte de su vida como inmigrante creando puentes de oportunidades e inclusión para las personas de la comunidad no solo Colombiana sino Latinoamericana, quienes, como ella, se encontraron con la necesidad de integrarse y participar plenamente como ciudadanos en un entorno nuevo y extranjero donde el idioma, la educación, el conocimiento y la falta de habilidades anglosajonas fueron sus primeras barreras en su camino hacia el éxito.

La escala de 4 años en Boston

En el año 2000, se radica en la ciudad de Boston junto con su esposo y su hija, empezando una nueva vida como cualquier inmigrante. Y fue en Boston donde empezó ese amor a su tierra natal y su labor de difundir la Cultura Colombiana y Latinoamericana en el exterior. Estando allí, trabajo con Abogados de Inmigración y con organizaciones sin ánimo de lucro de ayuda al inmigrante.

Fue una de las fundadoras de la Coalición de Massachusetts en pro del TPS (Status de Protección Temporal) para los colombianos, e hizo parte de la Junta directiva de la misma, donde lucho para que todos aquellos connacionales que no tuvieran un estatus migratorio pudieran tener un estatus legal temporal. Además, fue una de las fundadoras de “Alianza Colombo Americana”, una organización sin ánimo de lucro dedicada a fomentar la cultura Colombiana en Boston, con la que realizaban la celebración de la Independencia de Colombia, El Compartir Navideño, Brigadas de Salud y eventos Socio-Culturales en pro de la comunidad.

En el año 2004, la familia decide emprender un nuevo rumbo hacia Canadá, país que representa su “hermoso y segundo hogar”, como ella lo llama.

Con determinación, amor y visión se posiciona en Canadá

Desde que piso tierras canadienses, ha promovido incansablemente la Cultura Latina invitando a su comunidad a mostrar sus valores culturales, comerciales y profesionales para que todos puedan ver y disfrutar.

Empezó en el 2009, con “Colombia en Mississauga”, una empresa creada por ella para promover la cultura colombiana, a través de la cual organizó la celebración la Independencia de Colombia durante los años 2009 al 2014. Este evento la impulso a fundar “Canadian Latin Heritage Association” (Asociación Canadiense de Herencia Latina), una organización sin fines de lucro, la cual dirige y con la que hace el “Mississauga Latn Festival”, el mayor encuentro cultural latinoamericano que celebra en la ciudad de Mississauga, un evento de 3 días que congrega las mejores contribuciones culturales de América Latina al patrimonio de la ciudad y atrae a personas de muchas otras culturas étnicas.

Pero los que conocen a Isabel Cuellar, saben que también ha participado y dirigido otros eventos culturales y de recaudación de fondos para ayudar a personas necesitadas. En tal sentido ha formado parte de organizaciones como el Pabellón Latino de Carassauga, el cual dirigió del 2013 al 2017; y fue miembro el Comité Latino de los Juegos Panamericanos 2014.

Asimismo ha organizado eventos para recaudación de fondos como Todos Contigo Colombia para ayudar a los damnificados de las inundaciones en el 2014, al año siguiente participó en Ayúdenos a ayudar a Patty en apoyo a una personas con problemas de salud; en el 2106 reunieron dinero para traer un niño a Canadá con la campaña Jordan merece un hogar, y en el año 2017 ante la tragedia vivida en Mocoa (Colombia), impulsó Canada Loves Mocoa.

Con recursos limitados y una montaña de determinación, Isabel se ha ganado en Canadá el respeto y el apoyo de funcionarios del gobierno, instituciones, grandes y pequeñas empresas, asociaciones culturales y de su propia comunidad. Sin duda ella ha dado un gran aporte para que los latinos sean reconocidos positivamente por la comunidad canadiense.

Una “Extraordinary Canadian”

No en vano ha sido acreedora de varios premios entre los que se encuentran: The Credits Award otorgado en 2 ocasiones por Heritage Mississauga, Transformation Award del Transformation Institute of Canadá y del Sesquicentennial Community Award, del Parlamento de Canadá.

Por si fuera poco su nombre se reseña en el libro 150 Extraordinary Canadians, el cual compila historias de éxito de visionarios canadienses de diversos orígenes del mundo que inspiran a las presentes y futuras generaciones.

Isabel además de ser productora de eventos culturales, es licenciada en Funeral Pre-planner por el Humber Collage y trabaja para la empresa Arbor Memorial , una empresa Canadiense dedicada a la industria funeral, donde educa e informa a la comunidad en el proceso de

planificación funeral para proteger a sus familias en uno de momentos más difíciles de sus vidas.

Su más reciente proyecto ha sido adquirir junto con su esposo su el International Sport Bar & Eatery el cual se ha convertido en el primer sport bar latino de la ciudad de Mississauga.

La capacidad de Isabel de gerenciar proyectos y organizaciones, también la ha aplicado a su vida, alcanzando grandes logros de impacto comunitario y personal en estos, sus primeros 50 años. ¡Felicidades y gracias por tu valioso aporte para promover y dejar en alto nuestras raíces hispanas y latinoamericanas!

Comentarios