Cultura

Una sola resolución para este año

Una sola resolución para este año

Hacer una lista de propósitos para el año nuevo es una práctica cargada de buenas intenciones que nos estimula a recargar las pilas para lograr algo que quizás hemos planeado por mucho tiempo. Pero, normalmente ese empujón se va diluyendo en el día a día y si somos realistas, muy pocos alcanzamos esas metas.

Hoy les invito a revisar los 12 meses pasado y sinceramente evaluar si efectivamente vivieron cambios importantes que esperaban hacer. Por mi parte, si bien el año pasado no escribí una lista, yo, como todos ustedes, con o sin metas, sabía y sé muy bien lo que quiero echar fuera de mi vida, lo que deseo mejorar y lo que necesito incorporar, y desde esa premisa que no incluye cosas puntuales como comprar un carro, hacer ejercicio, mudarme o pasar más tiempo de calidad con mi familia; que son todas muy importante; les invito en este nuevo ciclo de 365 días, a plantearse una sola resolución que nos permita experimentar más paz y sentirnos más plenos.

Efectivamente se trata de una resolución espiritual. Personalmente puedo asegurar que en el 2019 experimenté momentos difíciles, tristeza, cansancio, enfermedad, inseguridad, desesperanza y hasta situaciones injustas, las cuales fueron cambiando en la medida en que di gracias a Dios por las bendiciones recibidas en medio de la aflicción y eso me ha permitido dejar a un lado las frustraciones.

Pero no es fácil lograrlo si no hay una vida espiritual con Él. Los creyentes “sabemos” que Dios extiende su mano para ayudarnos, rescatarnos y acompañarnos, pero si no nos comunicamos con Él, no fomentamos una relación basada en la oración y lectura de su palabra, no podemos sentir esa plenitud anhelada.

Tu eres especial para Dios y Él nunca se cansará de buscarte para pasar tiempo contigo, date la oportunidad y en este 2020 que inicia, que tu resolución sea tener intimidad con tu Padre, ese que te ama incondicionalmente.

Comentarios