Noticias

EEUU despliega tropas e Irán promete venganza tras la muerte de Soleimani

EEUU despliega tropas e Irán promete venganza tras la muerte de Soleimani

Miles de soldados estadounidenses serán desplegados en Medio Oriente luego de que Estados Unidos mató este viernes al cerebro de las operaciones militares de Irán, el general Qasem Soleimani, por cuya muerte Teherán prometió "venganza".

El presidente Donald Trump dijo que el general Soleimani había sido "eliminado" cuando estaba a punto de atacar intereses estadounidenses, pero que no buscaba con ello iniciar una guerra ni derrocar el gobierno iraní.

"Soleimani estaba planeando ataques inminentes y siniestros a diplomáticos estadounidenses y personal militar, pero lo descubrimos en el acto y lo liquidamos", dijo Trump en una declaración televisada en Florida.

Si bien se refirió al cerebro de las operaciones militares iraníes -muerto en un ataque aéreo de Estados Unidos el viernes por la mañana en Bagdad- como un "enfermo", Trump intentó reducir las tensiones con Teherán insistiendo que no buscaba iniciar una guerra.

"Tengo un respeto profundo por el pueblo iraní", dijo el presidente desde su residencia en Mar-a-Lago, en la costa este de Florida, donde está de vacaciones. "No buscamos un cambio de régimen".

Pero Irán reaccionó con fuerza a la pérdida de quien tal vez haya sido el segundo líder más poderoso del país.

Como el jefe de la fuerza Al Quds, encargada de las operaciones exteriores de los Guardianes de la Revolución iraníes, Soleimani era una poderosa figura nacional y el cerebro de la amplia y sofisticada participación de su país en las luchas de poder regionales.

El líder supremo de esa república islámica, el ayatolá Ali Jamenei, prometió una "severa venganza" y nombró rápidamente a un sustituto al frente de Al Quds, el brigadier general Esmail Qaani.

Luego retirar tropas estadounidenses de las zonas de conflicto, la muerte de Soleimani ha propiciado un nuevo envío de tropas a Medio Oriente.

Un oficial de Pentágono dijo que Washington desplegará hasta 3.500 soldados adicionales en Kuwait de manera preventiva, que se suman a los cientos enviados previamente esta semana.

Irak, atrapado en el pulso despiadado entre Washington y Teherán en su territorio, expresó el temor de que se produzca una "guerra devastadora" en su territorio.

Comentarios