Noticias

Trump detiene viajes desde Europa, mientras China dice que coronavirus podría acabar para junio

Trump detiene viajes desde Europa, mientras China dice que coronavirus podría acabar para junio

Miles de viajeros intentaban reagendar sus vuelos y los mercados se desplomaban el jueves después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, impuso duras restricciones a los viajes desde Europa, golpeando a las castigadas aerolíneas y aumentando la alarma mundial sobre el coronavirus COVID-19.

No obstante, China, lugar de origen de la enfermedad, dijo que su epidemia tocó pico y la propagación mundial podría estar concluida para junio si otras naciones aplican las mismas medidas de contención agresiva que el gobierno comunista.

Trump había minimizado los riesgos para Estados Unidos durante la crisis, pero con el aumento de la epidemia desde Irán a Italia y España, limitó los viajes desde la Europa continental por 30 días.

“Este es el esfuerzo más agresivo e integral para enfrentar un virus extraño en la historia moderna”, afirmó en un discurso televisado en horario de máxima audiencia desde el Despacho el miércoles.

El anuncio provocó el desplome de los mercados, destacando la mayor caída de las acciones europeas en casi cuatro años y un hundimiento del 7% en los precios del petróleo.

Asimismo, los angustiados pasajeros acudían a los aeropuertos para abordar los últimos vuelos de vuelta a Estados Unidos.

Hubei registró solo ocho nuevas infecciones el miércoles, la primera vez en el brote que registró un recuento diario de menos de 10. Más allá de Hubei, la China continental registró solo siete casos nuevos, seis de ellos importados del extranjero.

“El pico de la epidemia ha pasado para China”, dijo Mi Feng, portavoz de la Comisión Nacional de Salud.

El principal asesor médico del gobierno chino, Zhong Nanshan, un epidemiólogo de 83 años reconocido por su ayuda en el combate contra el brote del SARS en 2003, dijo que la crisis podría estar concluida a mediados de año

“Si todos los países pudieran movilizarse, podría estar terminado para junio”, afirmó. “Pero si algunos países no tratan seriamente la infección y el peligro, y no intervienen con fuerza, durará más”.

El coronavirus ha infectado a más de 126.000 personas en todo el mundo, la inmensa mayoría en China, y ha acabado con la vida de 4.624, según un recuento de Reuters.

Comentarios