Noticias

La masacre en Nueva Escocia y el control de armas de fuego

La masacre en Nueva  Escocia y el control  de armas de fuego

El asesinato de 22 personas ocurrido en la provincia de Nueva Escocia entre el 18 y 19 de abril, cuando un individuo armado vestido de policía recorrió pequeñas localidades rurales baleando a familias enteras a su paso, puso nuevamente sobre la mesa el tema del control de las armas de fuego en Canadá.
Durante su conferencia diaria sobre el coronavirus el pasado lunes 20 de abril Justin Trudeau dijo que su gobierno estaba a punto de introducir una legislación para prohibir las armas de asalto en todo el país, añadiendo que esta intención fue interrumpida cuando la pandemia provocó la suspensión del parlamento, pero que se tiene “toda la intención de avanzar con esa medida, y potencialmente sobre otras medidas más”, cuando el Parlamento vuelva a sesionar.
En su campaña en búsqueda de la reelección el año pasado, Trudeau prometió hacer más severas las leyes de control de las armas de fuego en el país, prohibiendo todas las armas de tipo militar y apoyando a las ciudades a emitir sus propias legislaciones municipales de prohibición de las armas de fuego. Sin embargo el gobierno aún no ha promulgado las enmiendas a la Ley de Armas de Fuego que ya fueron aprobadas por el Parlamento en 2019.

Comentarios