Cultura

Tips para convertir tu casa en oficina y no morir en el intento

Tips para convertir tu casa en oficina y no morir en el intento

Aunque parezca sencillo, trabajar desde casa puede tener grandes complicaciones. Disciplina, organización y orden son los grandes aliados para trabajar durante este periodo de aislamiento.
Esta modalidad de trabajo se ha hecho muy popular en los últimos años, más que todo para los emprendedores; sin embargo, hoy por hoy el “home office” ha resultado ser la opción perfecta para quedarse en casa durante la cuarentena y poder seguir con las responsabilidades laborales.  Sabemos que para algunas personas, puede llegar a ser difícil o casi imposible, pero con estos 5 tips te ayudaremos a que logres con éxito, tu nueva forma de trabajar.
1. Crea horarios
Al estar en casa, puede pasar que sea más difícil levantarnos temprano, evitar trasnocharnos al ver una pelicula hasta tarde o simplemente entretenernos en actividades del hogar, en definitiva eso será poco productivo.
Así que empezaremos respetando la rutina como si estuvieras asistiendo a la oficina, es decir, levantarse a una hora fija, bañarse, ponerte ropa cómoda pero jamás pijama, desayunar e iniciar las labores como si estuvieras en la oficina.
2. Adapta un espacio especial de trabajo
Trabajar, con una silla cómoda y una mesa donde tener todo lo necesario para la jornada laboral.  Bolígrafo, agenda, lápiz u otro elemento que puedas necesitar para tu trabajo es esencial tenerlo a la mano, así no tendrás la necesidad de estarte levantando y el tiempo te rendirá mucho más. Prohibido utilizar como espacio para trabajar tu cama o el sofá.
3. Deja claro a tu familia que estás en horario laboral
Las interrupciones o pausas para realizar otras actividades en el hogar, pueden llegar a ser una gran barrera para tu productividad. Déjales claro que una vez termine tu jornada laboral, retomarás de nuevo las tareas o actividades familiares.
4. Haz pequeños recesos
Es necesario para recobrar energía, oxigenar el cerebro y evitar estrés, levantarse a caminar un momento, ir por un vaso de agua, beber una taza de café o incluso preparar un snack, son algunas de las cosas que puedes hacer en esa pausa para luego retomar tu trabajo.
5. Pon fin a tu jornada
Al igual como estableciste un horario para empezar con tu trabajo, así mismo debes establecerlo para finalizar. Es muy importante que sepas cuando debes parar y retomar tus actividades con tu hogar, recuerda que tu familia te espera y aunque hayas estado ahí todo el día, no es lo mismo para los tuyos. 



Comentarios