Noticias

Continúa proceso de extradición a EE.UU. de alta ejecutiva de Huawei

Continúa proceso de extradición a EE.UU. de alta ejecutiva de Huawei

La justicia canadiense decidió continuar con el proceso de extradición a Estados Unidos de Meng Wanzhou, directora financiera del grupo tecnológico chino Huawei.

La jueza Heather Holmes, de la Corte Suprema de Vancouver, determinó que la ejecutiva seguirá bajo libertad condicional a la espera de una nueva instancia del proceso en el que Estados Unidos la reclama por supuesto fraude bancario.

La ejecutiva china de 48 años, hija del fundador de Huawei, fue arrestada durante una escala en Vancouver el 1° de diciembre de 2018 y liberada bajo estrictas condiciones de confinamiento en su mansión local, con el uso continuo de una tobillera electrónica.

Pekín dejó claro que su liberación es un requisito ineludible para la mejora de las relaciones con Ottawa y para la liberación de dos canadienses detenidos bajo sospecha de espionaje: Michael Kovrig, un ex diplomático establecido antiguamente en Pekín, y el consultor y empresario Michael Spavor, quienes fueron arrestados en China nueve días después del arresto de Meng en Canadá.

Mientras que la número dos de Huawei vive en libertad condicional en una de sus dos lujosas residencias en Vancouver, los dos canadienses han estado encarcelados durante más de 500 días y solo tienen derecho al acceso consular por cuentagotas. Ottawa llama a estas detenciones "arbitrarias" y son ampliamente vistas en Occidente como represalias.

Washington acusa a Meng de haber mentido al banco HSBC sobre la relación entre Huawei y Skycom, una subsidiaria que vendió equipos de telecomunicaciones a Irán, lo que expuso al banco a una eventual violación de las sanciones estadounidenses decretadas contra Teherán por su programa nuclear.

El fiscal se refirió a una presentación realizada en 2013 en Hong Kong, en la que Meng dijo a ejecutivos de HSBC que Huawei ya no era propietaria de Skycom y que había renunciado a su junta directiva.

Pero la fiscalía aduce que esa declaración fue engañosa, porque la empresa de tecnología controlaba las operaciones de Skycom en Irán y mantenía el control de sus arcas. "Mentir en un banco de servicios financieros es fraude", consideró el Ministerio Público.

Por el contrario, la defensa argumenta que las sanciones de Estados Unidos contra Irán son "la base de los cargos en este caso", y pidió a Canadá "que corrija sus errores, libere inmediatamente a la Sra. Meng, y se asegure de que regrese a China de manera segura".

El primer ministro Justin Trudeau insistió en dejar que los tribunales decidan el destino de Meng y sostuvo que China "no entiende" que el sistema de justicia canadiense sigue vinculando la detención de los dos canadienses con el arresto de la ejecutiva.

Comentarios