Cultura

Intervención

Intervención

Hace unos días atrás una triste escena se dio frente a nosotros; una niña de unos 4 años era tironeada y humillada por su padre, un hombre demasiado grande (obviamente) para ella...
Si se da una escena en donde un ser más débil está siendo maltratado por otro evidentemente más fuerte, veo muchas posibilidades de que alguien intervenga; sin embargo nos cuesta mucho hacerlo cuando padres y/o madres maltratan a sus hijos; pero, ¿por qué? siento que asumimos que los hijos son propiedad de los padres.
Si un pequeño está siendo bien tratado, no es nuestro deber intervenir, aunque es ahí donde lo hacemos, con comentarios como: “estas malcriando a tu hijo por tomarlo en brazos, por amamantarlo, por dormir con el, por escucharlo, por amarlo bien”.
Si por el contrario un pequeño está siendo maltratado, entonces sí es problema de todos; porque ese pequeño no irá en su adultez a hacer pagar a sus padres por el daño que le causaron, sino que nos puede hacer pagar a todos por haberle dejado solo cuando necesitaba ayuda. Y al respecto véase el caso de personas en la historia que han destruido casi media humanidad, sumados al hecho de que la delincuencia y los severos problemas de salud física y mental tienen como raíz común el maltrato padecido en la infancia.
No creo que haya una forma correcta de intervenir y siempre que miro hacia atrás en una situación de maltrato infantil, pienso que podría haberlo hecho mejor; aunque mi paz proviene de haber podido superar mi propio miedo al maltratador para poder hacerle ver de alguna forma a la victima que el trató que lo que está recibiendo no es justo; y así tal vez en un futuro no lo repita. Como no lo repetí yo a causa de la intervención temprana de un hombre que valientemente alzó la voz por mi cuando yo no podía.

Comentarios