Cultura

5 cambios en el mundo laboral que deja la pandemia

5 cambios en el mundo laboral que deja la pandemia

Los cambios laborales a raíz del COVID-19 en la población mundial han sido evidentes. Un gran número de personas se han visto en la necesidad de trabajar desde casa, mientras otros lamentablemente perdieron su empleo y han generado emprendimientos como freelancer para sustentarse.
Ante esta realidad, Workana, la plataforma de trabajo freelance online más importante en Latinoamérica, identificó cinco tendencias laborales que se desarrollarán en el corto y mediano plazo.
1. Esquemas de trabajo más flexibles. Exceptuando a los trabajadores esenciales, el resto de empleados que trabaja desde casa. Esto dividió a la fuerza de trabajo en tres grupos principales. Quienes no han podido acostumbrarse y prefieren la oficina; los que han visto los beneficios del trabajo remoto y ahora lo prefieren como principal forma de laborar; y quienes se inclinan por dividir su tiempo entre estas dos opciones.
Las empresas cada vez más adoptan la idea de que el trabajo no es un lugar, sino lo que hacen los trabajadores, y esto puede realizarse desde cualquier lugar en donde ellos se sientan cómodos. Por ello, veremos cada vez más esquemas flexibles que den la opción a las personas de trabajar desde casa, o bien, acudir a la oficina en horarios regulares, sin condicionarlos por la decisión que tomen.
2. Estímulos y prácticas que ayuden al trabajador. Una encuesta de la consultora Gartner señaló que hasta el 48% de la fuerza laboral preferirá trabajar de forma remota después de la pandemia. Para lo cual necesitan diferentes insumos para realizar su trabajo, como un computador óptimo, artículos de papelería, programas especiales para realizar su trabajo, sillas cómodas, escritorios y otras herramientas.
No todos contaban con las comodidades necesarias para realizar su trabajo desde casa, debido en parte a lo atropellado y repentino que fue este cambio. Conforme se supere la pandemia las empresas deberán proveer, o al menos facilitar, la adquisición de todos los elementos que requiera un trabajador para realizar sus tareas de manera remota, de manera correcta, demostrando así su empatía hacia cada colaborador.
3. Anteponer la salud al trabajo. Los trabajadores han cobrado más conciencia que nunca de que su bienestar es la parte más importante de sus vidas. Empleados nuevos y experimentados están evitando salir en la medida de lo posible, con el objetivo de no exponerse al contagio por COVID de forma innecesaria.
De esta forma, veremos un cambio de actitud en los trabajadores, donde el bienestar físico y mental tendrá un mayor peso que antes. Cualquier práctica que exponga su salud será evitada, y se buscarán mejores planes sanitarios en este sentido, tanto para ellos como para sus familias.
4. Mayor atención en el apoyo por parte de empleadores. Aunque algunas personas desean volver a su espacio de trabajo habitual, también están preocupadas por mantener un buen estado físico y mental mientras operan desde casa. Las empresas se han preocupado más por estos aspectos de sus trabajadores, y los han apoyado con licencias por enfermedades, asistencia financiera y reducción de horas de trabajo.
Esta atención también se extiende hacia los trabajadores con hijos, flexibilizando sus horarios para que puedan ocuparse de su cuidado y educación. Este mayor apoyo y preocupación por la salud de los trabajadores será clave para quienes busquen un empleo en tiempos de y post COVID, pues preferirán colaborar con una empresa con este tipo de atención hacia ellos.
5. Reestructuración de tareas y procesos. Antes de la pandemia se pensaba en roles y posiciones clave para las empresas, como pilares para su funcionamiento; sin embargo, la pandemia ha hecho ver que existen otras tareas y responsabilidades cuyo peso es mayor, y que no se estaban atendiendo de manera correcta.
La redistribución de tareas y renovación de procesos que veremos en los siguientes meses tiene por objetivo eliminar o automatizar actividades rutinarias que consumen tiempo y recursos de los empleados, y que no les permiten explotar su potencial al 100%. Incluso, la tercerización de algunas responsabilidades y funciones se volverá cada vez más común, con lo cual los profesionales independientes tendrán un área de oportunidad por explotar, en donde ambas partes (empleado y empleador) obtendrán beneficios: la empresa optimizará sus tiempos, mientras que el freelancer obtendrá más proyectos e ingresos.
Nos encontramos ante un mundo con nuevas posibilidades, que seguirá transformándose de acuerdo con el comportamiento de los trabajadores y las empresas mismas. El objetivo siempre debe ser mejorar y encontrar nuevas formas de realizar estos cambios para beneficio de las personas.

Comentarios