Noticias

Canadá y Alemania suspenden las ventas de armas a Arabia Saudita por el asesinato de Khashoggi

Canadá y Alemania suspenden las ventas de armas a Arabia Saudita por el asesinato de Khashoggi

El asesinato de Jamal Khashoggi, principal crítico de la dinastía saudí, dentro del consulado de Arabia Saudita en Turquía se ha convertido en un escándalo internacional que ha puesto en aprietos a la monarquía saudita que no ha tenido más remedio que reconocer el asesinato del periodista saudí, aunque insiste que el gobierno no ha tenido relación alguna con el hecho y que el crimen fue cometido por funcionarios de seguridad fuera de control.

 

Sin embargo, la excusa ofrecida por Riyad ha sido poco convincente, razón por la cual los gobiernos de Alemania y Canadá han decidido suspender la exportación de armas a ese país.


En el caso canadiense, el Primer Ministro Justin Trudeau anunció que la exportación de armas, valoradas en CAD 15 mil millones, se podría suspender si el gobierno saudita viola los derechos humanos, una de las cláusulas fundamentales del contrato de venta de armas autorizado por el gobierno canadiense.

 

Las relaciones entre Canadá y Arabia Saudita se encuentran en su nivel más bajo luego que del gobierno de Arabia Saudita expulsó al embajador de Canadá en ese país e impuso sanciones económicas en represalia por la solicitud de la ministra de asuntos exteriores Chrystia Freeland de lierar  activistas saudíes encarcelados en ese país.


A pesar de las críticas de grupos pro derechos humanos y de la crisis diplomática, Trudeau había defendido el contrato de venta de armamentos porque proporcionaba empleos en Canadá.


No obstante, la ascendente implicación de Arabia Saudita en el crimen el Khashoggi, ha obligado a Ottawa a pronunciarse cada vez con más firmeza.


Jamal Khashoggi era columnista del diario The Washington Post y era un duro crítico de la monarquía saudita, sobre todo del príncipe heredero Mohamed Bin Salmán. Sus más de dos millones de seguidores en twitter le daban una enorme influencia en la opinión pública de su país. Se había dirigido al consulado de Arabia Saudita a fin de obtener la documentación necesaria para casarse con su prometida, una ciudadana turca.

Comentarios