Comunidad

Educación financiera para niños

Educación financiera para niños

La educación financiera de sus hijos es su responsabilidad. La misión de los padres es guiar a sus hijos de la mejor manera, enseñándoles valores y equipándolos de las herramientas necesarias para que puedan tomar decisiones acertadas. Los padres quieren que sus hijos disfruten de un futuro fructífero con holgura financiera.  

Muchos de nosotros crecimos en familias donde la enseñanza financiara fue dada de manera indirecta, confusa y a veces cruel. Aunque los padres hicieron lo mejor que pudieron dentro de sus circunstancias, la entrega de recursos, tanto afectivos como monetarios, dejó mucho que desear y en ciertas circunstancias fue preferencial e injusta.

Comience evaluando sus actitudes hacia el dinero. Los hijos observan y aprenden de la manera como usted maneja el dinero.  Asegúrese de dar un buen ejemplo. Si se encuentra en una circunstancia en la que no sabe cómo manejar un gasto o inversión, admítalo y decida obtener información adecuada. Así, usted y sus hijos aprenden juntos.

La Mesada

Dele a su hijo una mesada. La mesada no es un derecho o un salario, sino una herramienta para que usted pueda enseñar a su hijo a manejar el dinero debidamente. Ya sea que usted quiera enseñarles cómo manejar un presupuesto o fomentar en sus hijos un sentido de independencia, asegúrese de tener ideas claras sobre cuáles son sus objetivos, defina lo que usted quiere que su hijo aprenda. De lo contrario su oscilación y falta de firmeza entorpecerá la entrega de sus enseñanzas y el aprendizaje de sus hijos. Si su liderazgo es pobre, ellos, por ejemplo, pueden convencerla de que esa mesada no es suficiente.  

·         No use la mesada como un control de comportamiento o castigo

Si usted tiene que corregir a su hijo porque ha hecho algo indebido, su responsabilidad es determinar las consecuencias naturales de aquel desacierto. No es recomendable suspender la mesada de su hijo porque se ha comportado indebidamente. El amenazar con suspensión de mesada podría ser considerado chantaje. El uso de chantaje en relación con la mesada puede causar estados de  ansiedad, dolor emocional y resentimiento. 

 hacia el ahorro, la filantropía, la generosidad y el ser un buen consumidor.

Respuestas de los niños:

 

·         El acaparador

 

-          Guarda la mesada con la intención de no usarla.

-          Espera que los padres cubran los gastos que puede cubrir

·         El tacaño y mezquino

 

-          Se niega a cooperar cuando la ocasión lo merece  

 

·         El generoso

-          Regala lo suyo con la intención de caer bien

-          Constantemente necesita la aprobación de los demás

 

·         El mendigo

 

-          Insiste y ruega constantemente por conseguir lo que quiere

 

·         El desentendido

 

-          Hay padres que riñen constantemente por dinero. Sus hijos prefieren  desconectarse del tema.

 

·         El engatusador

 

-          Consigue dinero de uno de los padres con pequeños trucos

 

-          Se asegura que uno de sus padres no se percate  de su plan maquiavélico.

 

Como recomendación general, Involucre a sus hijos en la planeación de compras menores como la adquisición de comestibles en el supermercado, también inclúyalos en los planes más significativos como las vacaciones.

 

Libro recomendado: Raising Financially Fit Kids.

Joline Godfrey

Comentarios