Cultura

La Navidad, ayer y hoy.

La Navidad, ayer y hoy.

     En nuestro mundo occidental, celebramos  La Navidad, que simboliza el nacimiento de Jesús; pero  esta festividad se realiza de modo muy diferente en otros países (o no se celebra), dependiendo de su cultura.

     Los orígenes  de la Navidad, son religiosos, pero su manifestación fue evolucionando hacia otras formas igualmente hermosas; por ejemplo, los noruegos recrean la Navidad mediante  la magia de las luces; esconden las escobas para que las brujas ese día no se las roben y no puedan volar,  Papá Noel, no se encarga de los regalos infantiles, sino un duende travieso y generoso llamado Yule Nisse.

  En Australia, como están en pleno verano, celebran en la playa y en acampadas nocturnas; en el pastel de Navidad colocan una moneda con la creencia de que a quien le toque, le llegará mucha abundancia. En la India, reverencian a la diosa Ganesha que tiene cabeza de elefante,  para atraer la buena suerte. Mientras los esquimales celebran el “Sink Tuck” bajo un gran iglú donde danzan, cantan y cenan caribú estofado.

Al mismo tiempo en Ucrania incluyen telas de araña en la decoración de sus arbolitos; y parece ser, que el origen del árbol y  su decoración se debe al protestante Lutero quien  lo decoró  con velas, no sabemos si también  las encendió…

     Son curiosidades sobre la Navidad, que nos cuentan detalles extraños, como el descubrir que Papá Noel, al principio no tenía barba, la cual le fue añadida en el siglo XIX como idea de un dibujante, de nombre Thomás Nast, o saber que en Belém, lugar donde nació Jesús, (otros señalan su nacimiento en Nazaret),  celebran tres navidades:  los católicos el 25 de diciembre, ortodoxos 7 de enero,  armenios el 18  de enero. También es curioso que en Italia, la bruja Befana, sea quien se adelanta a los regalos de reyes, y vuele el día 5 hasta los calcetines de los niños para dejarles regalos o carbones (según haya sido su comportamiento).

     Pero el tiempo y sus circunstancias modifican las tradiciones navideñas; revisemos el ayer y hoy en nuestros países.  

    Latinoamérica se viste de Navidad, tiempo de fiestas, alegría, reuniones familiares en torno a mesas decoradas con bellos manteles bordados con campanas y lazos dorados; guirnaldas, y relucientes arbolitos. Aroma de platillos tradicionales. En esta época es costumbre llamar a familiares y amigos  emocionarse hablando con todos ellos. Las noticias, generalmente buenas, risas y felicitaciones.

El nuevo y el viejo mundo

     Las tradiciones entre España y Latinoamérica,  son  abundantes y casi idénticas; belenes que representan el nacimiento de Jesús, villancicos, gaitas, comidas y decoraciones; la celebración de Nochebuena y Navidad,  Año viejo y  Año nuevo, hasta el seis de enero día de Reyes, pero como es natural, cada país se destaca por sus particularidades. Veamos algunas similitudes y tradiciones.

      

 

Los abrazos colombianos

En Colombia, las reuniones entre familiares y amigos empiezan ya el día 7 de diciembre hasta el seis de enero. El Pesebre, está siempre presente. Fiestas donde no faltan en la mesa los tamales, tamalitos, sancochos, hallacas, pavo al horno, el asado tradicional del  25 de diciembre y  el primero de enero: Manjar blanco, natilla y buñuelos. La tradición exige agüita de Mazato, ( bebida con canela);  vinos dulces y no tan dulces como el ron y tantas otras exquisiteces.

En Colombia se abrazan emocionados al entrar el  año. Comen las doce uvas tradicionales. Se intercambian regalos. En los bolsillos llevan lentejas y dinero, para que el año que se estrena les traiga prosperidad. El 31 de diciembre salen a la calle a pasear maletas para que los viajes sean frecuentes. Comienzan los fuegos artificiales, y bailes  al son de salsa y vallenato.

Los cantos venezolanos

      Igualmente, la querida y generosa Venezuela, en  Navidad  celebra la llegada del niño Dios. En la calle, los muchachos improvisan instrumentos musicales (una lata de leche vacía, unos palillos y ya tienen tambor y furruco). Cantan gaitas, parrandas y  villancicos.

Vivencias de los Andes

En los Andes, los parranderos van cantando por las casas;  se representa el robo y búsqueda del Niño que refleja el pasaje bíblico “El Niño perdido  y hallado en el Templo”. La mesa ofrece hayacas, pan de jamón, pernil asado,  pavo, ensalada de gallina, panettone, dulce de lechoza, arroz con leche, torta negra, etc. Se toma ponche crema, vino achampanado, y bebidas embriagantes siendo el ron y la cerveza las más frecuentes. Todos estrenan ropa y se reúnen para cenar el 24   inundando de regocijo todos los corazones. Fuegos artificiales,  gaitas, y las uvas del último día del año al sonar las doce campanadas.

Abrazos y emoción al máximo. Arbolito, nacimiento, bailes y patinetas en Los Próceres, para luego ir a la Candelaria a desayunar chocolate con churros, después a media mañana ir a dormir un poco, porque más tarde  sigue la celebración con la familia y amigos. Todo el mundo con ropa nueva, e intercambiando regalos. Hasta en los hogares más humildes, no falta celebración

El amigo secreto en Ecuador

     De igual modo en  Ecuador,  la novena al niño Jesús abre paso a la celebración de la Nochebuena y la Navidad. El 25 de diciembre los ecuatorianos celebran la Misa del Gallo en todas las iglesias. Tradicionalmente juegan al  “amigo secreto”, y se hacen regalos  entre sí. Las familias siempre muy unidas, comparten la cena navideña  elaborada con pavo relleno y otros manjares acompañados de bebidas como vino, chicha, chocolate caliente, mistela, y  rompope (ponche). Espacios públicos lucen adornados con guirnaldas, y no falta el árbol navideño, símbolo de esperanza y amor.

La Navidad negra peruana

     Perú  celebra en el sur la afro-peruana Navidad negra con  bailes, y el 24 de diciembre, en un colorido mercado, el Santurantikuy que significa “la Venta de los Santos”. Cariñosamente,  los peruanos, llaman al niño Jesús el “niño Manuelito” y su presencia y veneración es común en todos los hogares. Cenan pavo asado, pollo, arroz, pisco y  chocolate. Son días de alegría, familia, banquetes y mesas muy decoradas.

El Caribe navideño

     En República Dominicana ya en octubre estas personas bellas y alegres ponen algunos cantos navideños. Gran fiesta familiar el 24  y 25 de diciembre conmemorando el nacimiento del niño Jesús. "Misa de Gallo o de los Pastores".  En el norte es típico el lechón asado para la cena del 24;  el pavo relleno, es tradición en todo el país, también los pasteles en hoja (masa de plátano rellena de carne), tipo hayaca. No falta, el turrón, ponche y frutos secos, ni el ron dominicano, el triculí, o el morir soñando. Son tradición los nacimientos y  juntarse con los amigos  y al ritmo de tambora, güira y acordeón y salir cantando; todos son recibidos con café, chocolate y dulces.

Caliente navidad austral

     Al mismo tiempo en Chile, como en todos nuestros países, celebran estas fiestas en familia. El clima veraniego invita a salir y presenciar los fuegos artificiales después de la cena exquisita del 24, que es tradicionalmente, pavo con castañas. En este país,  a Papá Noel, le dicen,  cariñosamente el “viejito pascuero”. El 24 y 31, toman "Cola de mono" (delicioso ponche casero).

     Argentina  celebra la Navidad en época de mucho calor, por eso los platos son en su mayoría fríos, como la tradicional ensalada Vitel Toné. Es tradición el matambre arrollado,  turrón y chocolate. Muchas fiestas.

Las posadas mexicanas

    En México el "Maratón Guadalupe-Reyes”, comprende las festividades desde el 12 de diciembre, día de la Virgen de Guadalupe, hasta, el 6 de enero; del 16 al 24 de diciembre, son las famosas Posadas, que representan el viaje de José y María hacia Belén; tradición que también celebran en  El Salvador, Guatemala, Honduras,  Costa Rica, Nicaragua y Panamá.  

     España, Paraguay, Cuba, El Salvador, Honduras, Guatemala, Uruguay, y Puerto Rico celebran también todas las fiestas decembrinas hasta el 6 de enero, día de Reyes.

     Salto en el tiempo.

Siempre se ha celebrado la navidad, pero hoy pensamos en los migrantes especialmente de Venezuela y Centroamérica quienes han tenido que huir de sus tierras y por ende de sus costumbres.  ¿Qué amigos tendrán en Estados Unidos? O ¿en la frontera? a donde luchan por llegar

   Por ello, quienes estamos en familia y en paz, quienes habitamos un lugar tranquilo y decoramos nuestros hogares para las fiestas,  debemos pedir al Creador, luz para iluminar las Navidades  que les tocó vivir hoy a  nuestros pueblos.  Optimismo, ánimo y fe.  Quien tenga su amor en casa, tendrá la Navidad.

 

Comentarios