Cultura

El ahorro en 2019

El ahorro en 2019

Al inicio de cada año, solemos elaborar una lista de proyectos o terminar aquellos que quedaron pendientes el año anterior. Puede tratarse de concluir una obra en casa, terminar o continuar estudios, realizar un viaje, poner en orden aspectos de nuestra vida personal, o incluso revisar nuestro entorno con el fin de eliminar rutinas o relaciones toxicas, es decir hacemos un plan de vida a corto, mediano o largo plazo. Uno de estos planes es ahorrar.

Cada centavo cuenta

En todo cuanto emprendamos debe estar presente el sentido común. Los deseos deben ir acordes con la realidad económica. Debemos observar prácticas dirigidas hacia la economía doméstica, evitando los sobresaltos económicos. Para lograrlo, sin perecer en forzados malabarismos, seguiremos algunos pasos sencillos que serán a corto plazo, bastante provechosos.

Economía de “andar por casa”.

Los buenos amos de casa, no necesitan muchos informes técnicos para predecir y reconocer los indicios de abundancia o escasez. La práctica diaria va desarrollando esa visión que alerta cuando las cosas “aumentan” de precio. Estos analistas domésticos, no se equivocan, lo presienten, “lo ven venir”, se adelantan inclusive a las predicciones de los grandes economistas y organismos internacionales.

Por cierto los grandes entes económicos como el FMI, la OCDE y el BM predicen una baja en el crecimiento mundial pasando del 3.9% al 2.5%. Ante esta realidad lo mejor es economizar y ahorrar. Los consejos de la abuela no son anticuados.

¿Cómo ahorrar?

* Evite gastos superfluos, es decir, aquellos que no son necesarios. Recuerde el tiempo en que necesitó el dinero gastado en cosas que nunca usó, por ejemplo.

* No gaste más de lo que gane, hacerlo, sería una locura. Este es uno de los errores que más comúnmente se comete.

* Realice una lista de gastos fijos. El monto necesario para cubrirlos, será intocable.

* Haga una lista de mercado. Al ver en blanco y negro los productos y el costo de los mismos, un examen minucioso ayudará a descubrir de qué artículos puede prescindir.

* Escriba su presupuesto de gastos y sígalo. No caiga en la tentación de pensar que este mes tiene gastos extras y los pagará el mes que viene. Desconoce las sorpresas que se pueden presentar.

* Los pagos automatizados son un excelente método contra “olvidos” o retrasos que le pueden hacer perder el crédito.

* Guarde un porcentaje de sus entradas y no lo toque, ni siquiera lo tome en cuenta. Haga de cuenta que no lo tiene. No se deje entusiasmar por bambalinas a bajo precio…

* No adquiera deudas innecesarias, por ejemplo, comprar algo porque piensa que tal vez lo va a necesitar, o artefactos que terminan estropeados en un rincón incluso antes de haber terminado de pagar sus plazos. Evite compras compulsivas.

* Apage y desenchufe los electrodomésticos, pues el simple hecho de estar enchufados, consume el 10% de la energía. Utilice bombillos de bajo consumo, dicen que duran siete veces más y consumen menos.

* Las marcas. No siempre son mejores los productos muy conocidos, aquellos “sin marca” generalmente son iguales, o mejores, y son mucho más baratos. (Una anécdota: Una fábrica de tela producía para una famosa firma, y a la vez para otros talleres de menor renombre. La diferencia de precio entre

los dos productos, era diez veces más. La “pinta se paga”, sí, pero no es necesaria, ni es preciso gastar mucho para verse bien.

* Las ofertas. Aprender a manejarse con las “ofertas” es muy importante, siempre verificando los precios anteriores. También hay negocios que disponen del “Price Match” que garantiza “precios iguales”. Debe llevar consigo el “flyer” donde ha visto la oferta interesante.

* Aprenda a usar los “cupones y tarjetas “de descuentos en supermercados. Al final del año habrá hecho un ahorro; todo suma.

* Teléfono e Internet: Adquiera un buen plan. Estudie las ofertas. Algunas compañías facilitan planes muy provechosos, puede disfrutar de dos teléfonos por el precio que te cuesta uno en otra parte.

* Alimentos: Comprar alimentos de calidad, prepararlos y comer en casa, significa tener buena salud, y un montón de dinero ahorrado. Aprenda a no desperdiciar comida, y a preparar en conserva o congelado aquello que hoy está en abundancia.

* Gasolina: Ahorrar en transporte con una bicicleta es efectivo si se desenvuelve en espacios cercanos y en zonas climáticas favorables. En lo personal, consideramos que nuestro clima exige un buen carro, y para su mantenimiento y uso racional, también haremos un presupuesto porque no carro= no trabajo= no ingresos= desastre.

* No deje de divertirse, y destine un monto para ocio. La forma de ahorrar en ello, consiste en salir y divertirse, pero no todos los días. Valore otras alternativas más económicas como dar paseos, excursiones a lugares cercanos, organizar reuniones entre amigos o familiares en modo colaboración personal; visita a bibliotecas, etc. Aproveche para asistir a cursos, charlas donde pueda mejorar sus conocimientos y aprender otros oficios o un nuevo idioma.

* Lleve una libreta de gastos y revísela a final de mes. Ello le dará una idea de sus ingresos y egresos.

* Ahorre en una moneda estable. Comprar oro o plata es una tendencia pero si necesita el dinero en una emergencia, deberá hallar comprador y venderlo al precio que te sea posible. Para quien tenga posibilidades de invertir, comprar casa, apartamento, o terreno, también es una forma de ahorro provechoso pues su valor sube al ritmo de la inflación.

* El Dinero plástico es una ventaja, porque evita llevar grandes sumas en efectivo y permite un control detallado de los gastos, pero ¡cuidado! La tarjeta de crédito es un arma de doble filo para quien no la usa con prudencia. Es muy fácil usarla, pero la tarjeta hay que pagarla, de lo contrario puede crear una montaña de deudas impagables que en vez de ayudar, pueden terminar arruinando la vida. Pague los gastos de cada mes y evite el cúmulo de intereses.

¡Que 2019 transcurra a la medida de sus deseos!

Comentarios