Noticias

Más que un sandwich…

Más que un sandwich…

No son los Cuatro Fantásticos pero hacen mucho más que estos personajes del cine.

Son ellas: Antonia del Cordero Pascual, Giovana del Santisimo Nombre de Jesús, Johana de Jesús y de Maria y Caritas del Corazon Uno y Trino. Pero, Qué hacen que se asemejan a estos héroes cinematográficos?

Ellas se dedican a cambiar la mirada de muchos que van solitarios por las calles de Hamilton sin un esperanza de recibir amor en su corazón y alimento para su cuerpo.

Pero al ver llegar a las hermanas a los parques al mismo lugar de siempre, los más desamparados saben que ha llegado su esperanza porque ellas son las monjas de la compaña Pobres de Jesucristo.

El combo del amor

La soledad de quienes por diferentes motivos vagan solos por el mundo, -aún más solos que quienes dicen estar acompañados- se ve resuelta cuando se extiende la mano de una de las hermanas para brindarles un sandwich, éste viene acompañado de un combo de alimentos y amor.

Esta ha sido la mision a las que se han dedicado desde el 2018 las cuatro monjas de la comunidad Pobres de Jesucristo y que alivianado la carga, la culpa y/o soledad de quienes vagan por las calles de Hamilton.

Llegaron a Waterloo en 2017 pero por razones de su mision, ellas decidieron trasladarse a Hamilton donde vieron que podían servir de una manera más concreta a la comunidad.

Esa fue a la conclusión a la que llegaron, tras caminar las calles en Hamilton y ver el dolor de muchos que se sienten despojados de sus derechos humanos, especialmente de tener alimento y el amor.

Llegaron los seguidores

Sin ser clérigos, más latinos no tardaron en sumarse a esta bella tarea y de 50 sandwich que entregaban las hermanas anteriormente, hoy ya son más de 100 los emparedados que donan cada mañana de jueves en los que comparten toneladas de amor en el tiempo que además comparten.

Mauricio Rodríguez

Él se unió a este objetivo que cambió su mirada de la vida y de quienes le rodean 360 grados.

A sus 25 años cuestionaba a quienes viven en la calle, pero hoy cambió sus críticas por la felicidad que le produce el entregar el combo del amor compuesto de sandwich, papas fritas, jugo, galleta, tiempo y un Mensaje Bíblico que impregna de felicidad a quien lo recibe.

“Siempre me gustó apoyar. Ví el trabajo que hacían las hermanas y decidí unirme y así creamos el almuerzo navideño”, una de las

últimas actividades realizadas que dibuja en su rostro una sonrisa que solo produce el dar…

Maria Do carmo

Es voluntaria y coordinadora del apostolado con la Iglesia Nuestra Señora de todas las almas, actividad que realiza dos veces al mes.

“Estoy convencida que la evangelización empieza por el hogar. Crecí viendo como mis padres ayudaban. Ahora a las hermanas de Los Pobres de Jesucristo, las veo como mis hijas. Tenía otra actividad de servicio, pero clausuró y llegó esta porque cuando una puerta se cierra, se abren otras”, señala Maria Do Carmo.

Vivian Torres

Hace un año se sorprendió cuando llegó a Canadá y vio mendigos en la calle. Su interrogante sobre cómo ayudarlos quedó resuelto cuando le invitaron a ser parte de este grupo. Habló con la corrdinadora de esta misión y allí encontró respuesta a su interrogante. “La

sonrisa de la gente es el major pago que puedes tener”.

Johana Coronado

“Lo más lindo de esta misión es poder llevarle un rayito de esperanza a quienes la necesitan, tratando con respeto a cada uno de ellos. No se trata de hablar de los más pobres, se trata de hablar con ellos”, señala Johana.

Esta es la experiencia que cada jueves vive una población especial de Hamilton que encontró respuestas por parte de este grupo de hermanas que saben el valor de dar y lo practican.

Comentarios