Noticias

Tensión entre Canadá y China por sentenciado a muerte

Tensión entre Canadá y China por sentenciado a muerte

Un ciudadano canadiense fue condenado a la pena de muerte tras ser encontrado culpable de traficar con estupefacientes. Lo que encrudece el hecho es que ya había sido sentenciado a 15 años de cárcel por este delito pero le cambiaron la pena.

Todo ocurrió cuando Robert Lloyd schellenberg de 36 años decidió apelar la primera condena proferida en 2016, pero un Tribunal -no solo denegó su intención de reducir la misma- sino que consideró que era muy leve y ordenó un nuevo juicio donde lo sentenciaron a la máxima pena: La muerte.

Esto tensionó aún más, las relaciones entre Canadá y China las cuales se han deteriorado tras la detención en el país americano, de la directora financiera de la compañía china de Huawei, Meng Wanzhou

Al conocer la noticia el Primer Ministro Justin Trudeau señaló: "Es muy preocupante para nosotros como gobierno, así como debería serlo para todos nuestros amigos y aliados internacionales, que China haya decidido arbitrariamente aplicar la pena de muerte en casos como este, de un canadiense".

A su turno el gobierno chino respondió: Exhortamos a la parte canadiense a respetar el Estado de derecho, a respetar la soberanía judicial de China, a corregir sus

errores", según las declaraciones que entregó la portavoz del ministerio del país asiático, Hua Chumying

La primera sentencia de Schellenberg, quien se ha declarado inocente, se produjo en 2016, tras ser detenido en 2014 cuando según se conoció, trataba de enviar 222 kilogramos de anfetaminas desde China hacia Australia, empacadas en neumáticos.

Pero en otros hechos también trascendió que el sentenciado, fue condenado a seis meses de prisión por posesión de drogas en el 2003.

Comentarios