Noticias

Gobierno repatria basura enviada a Filipinas

Gobierno repatria basura enviada a Filipinas

El gobierno de Filipinas, finalmente y luego de 6 años ha logrado que Canadá se comprometa a repatriar 103 contenedores de basura que atracaron en sus puertos entre 2013 y 2014 con el objetivo de almacenar plásticos reciclables, cuando en realidad transportaban toneladas de desechos.

El retorno se produce después de un largo y tenso periodo de negociaciones que pasó de los juzgados al conflicto diplomático. La paciencia del presidente Rodrigo Duterte se colmó cuando el pasado 15 de mayo culminó el plazo dado a Chronic Inc, la empresa privada con sede en Canadá que envió los contenedores, para retornarlos.

“Tengo un barco preparado. O se lo llevan o yo mismo navegaré a Canadá y derramaré allí su basura”, afirmó molesto Duterte.

Canadá respondió a través de la ministra de Medio Ambiente, Catherine McKenna, quien aseguró en un comunicado que el Gobierno cubrirá el costo de la operación y la basura será devuelta antes de que finalice este mes de junio.

Varias organizaciones dedicadas a la protección del medioambiente, tanto de Canadá como de Filipinas, consideran que en este caso Canadá ha violado la Convención de Basilea, la cual regula el control de los movimientos transfronterizos de los desechos peligrosos y su eliminación para prevenir, entre otras prácticas, que las naciones ricas utilicen a las menos desarrolladas como vertederos, exportando material que puede o no ser reciclado en el país de destino.

El trasfondo técnico del asunto es cómo se define cada país la carga transportada. En este caso Canadá no consideró que fuera aplicable a los contenedores enviados a Filipinas, país que en cambio sí los catalogó como desechos peligrosos, denunciando que no disponían de las licencias pertinentes.

A raíz de esta polémica ahora los exportadores deben obtener permisos de las autoridades medioambientales tanto de Canadá como del país receptor.

Comentarios