Noticias

Café de las Madres de la AFH

Café de las Madres de la AFH

La Asociación Fraternidad Hispana (AFH), para homenajear a las madres de la comunidad en su día, realizó el pasado viernes 3 de mayo el Café de las Madres en la Cafetería de St. Charles Mountain School (150 East 5th Street, Hamilton). Hubo una gran concurrencia de más de 100 personas ya acostumbradas a disfrutar de los Cafés de la AFH y decididas a festejar con las madres en este día tan especial.

Desde las 6:30, hasta las 9:00 pm se desarrollaron diferentes actividades y juegos con premios (el bingo de la noche fue el más esperado). La amena velada transcurrió entre conversaciones, intercambio de experiencias y música de diversos rincones de nuestra querida Latinoamérica. Además degustamos de café y té con sabrosos bocaditos, muchos de ellos traídos por personas de la comunidad para compartir con el resto de los asistentes, como se ha repetido en todos los Cafés de la AFH como un gran gesto de querer compartir e interactuar bajo ese espíritu de fraternidad que nos une.

Para las madres tuvimos unas cuantas sorpresas especiales para alegrarles la noche:

- Primero actuaron las niñas del coro de la AFH dedicando canciones preciosas para las mamis.

- Luego se proyectó un video con un hermoso mensaje de la querida y recordada escritora y poeta chilena Eliana Astrain

- Después Lucia González Castaño, una niña de tan solo 4 anitos recién llegada a Canadá desde Colombia, interpretó la canción para las madres “Aunque no sea Mayo” de Vicente Fernández.

- Por último y para cerrar, Fernando Ferrari y Raúl Rodríguez nos maravillaron con su versión de las canciones “Las manos de mi madre” (de Peteco Carabajal, popularizada por Mercedes Sosa) y “Mamá, mamá” (de Paz Martínez, en la versión de Los Nocheros).

Fue una noche muy especial para homenajear a TODAS LAS MADRES. Las que estuvieron presente festejando; las que se encuentran lejos en kilómetros pero a las se sintieron cerca esa noche; y las que nos acompañan a sus hijas desde el cielo porque no están físicamente entre nosotros pero el recuerdo de su sonrisa siempre alegra los corazones.

Comentarios