Noticias

Silencio y seguridad en Pekín en el 30 aniversario de represión en plaza Tiananmen

Silencio y seguridad en Pekín en el 30 aniversario de represión en plaza Tiananmen

Un manto de silencio, un férreo operativo de seguridad, detenciones de activistas y censura en internet marcaron este martes el 30 aniversario de la feroz represión en la plaza Tiananmen de Pekín.

En un día gris y nublado, la policía comprobaba los documentos de identidad de cada turista y cada pasajero que salía de la estación del metro en las proximidades de la explanada donde una manifestación fue desalojada brutalmente con el uso de tanques y soldados el 4 de junio de 1989.

El dispositivo de seguridad dificultó el ingreso de periodistas extranjeros a la plaza, al tiempo que los policías repetían a gritos que no estaba permitido tomar fotografías.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, elogió el "heroico movimiento de protesta" y aprovechó para criticar al gobierno chino.

"Durante las décadas siguientes, Estados Unidos esperó que la integración de China al sistema internacional llevara a una sociedad más abierta y tolerante. Esas esperanzas se han visto defraudadas", dijo Pompeo.

"El Estado chino de partido único no tolera ninguna disidencia y viola los derechos humanos", agregó en un contexto de fuerte tensión política y comercial entre los dos países.

La embajada de China en Estados Unidos replicó con un duro comunicado a los "prejuicios y la arrogancia".

Cualquiera que intente "subestimar e intimidar al pueblo chino terminará en el cajón del olvido de la historia", afirmó una declaración del portavoz de la embajada.

Comentarios