Cultura

¿Combate el cigarrillo electrónico la adicción al tabaco?

¿Combate el cigarrillo electrónico la adicción al tabaco?

Muchas son las adicciones y los trastornos del comportamiento que se presentan en nuestras sociedades. Ninguno es agradable, saludable, o bien visto; por ello, entre un gran número de personas, aparentemente libre de estos hábitos no comunes, no advertimos a simple vista, las cadenas que llevan en silencio y tratan de ocultar para no ser "diferentes" al resto de la gente, aparentemente normal.

El mejor remedio para controlar y vencer las adicciones o los trastornos de comportamiento consiste en regresar al inicio del desorden, mediante la ayuda de un profesional médico. Ya descubierto el trauma, enfocarse en el desarreglo de conducta, comenzando por reconocer que existe una irregularidad, evaluar los daños que causa en la salud, económicos, sociales, morales o legales. En este estadio, es cuando ya el paciente está listo para abordar la adicción, porque la persona "toma conciencia" del problema y decide resolverlo.

¿Qué significa "tomar conciencia"? "Ciencia" es conocimiento, y "con-ciencia" sería equivalente a decir "con conocimiento de algo". Pero no se trata de un conocimiento enunciativo simplemente, este conocimiento es percibido más por los sensores espirituales, que por los receptores cerebrales. La toma de conciencia es obtenida a un nivel mucho más profundo. Es allí donde se inicia la verdadera curación. Descubre por qué alguien llora, por qué alguien se refugia en un vicio, y tendrás el origen de la adición.

Libre de alquitrán más no de otros tóxicos

Una de las adicciones más visibles, es el tabaco. Como la tecnología actualmente interviene en todos los ámbitos, también se intenta aplicar para dejar de fumar a través del cigarro electrónico, un dispositivo que básicamente dispensa vapor y nicotina, pero que no contiene el cancerígeno alquitrán.

Según Cliff Douglas, científico de la American Cáncer Society, "estos cigarrillos, no ayudan a dejar el hábito", por lo tanto no serían una solución, y según la Academia Nacional de Ciencia, Ingeniería y Medicina, quedó ampliamente demostrado, que los mismos contienen una gran cantidad de químicos que son tóxicos. Los cigarros electrónicos que contienen nicotina, son adictivos y el mayor riesgo es desconocer los daños que pueden causar a largo plazo.

Sin embargo, el Dr. Fernández Bueno, oncólogo del Hospital Gómez Ulla de Madrid, sostiene “Hay evidencias científicas que estos dispositivos son de gran utilidad para dejar de fumar”, y que de 3.2 millones de usuarios, el 51.6% superó la adicción. Esta afirmación es avalada por estudios realizados en Reino Unido en el Instituto Nacional para la Investigación de Salud, y en el centro Investigación para el Cáncer.

La tecnología pretende ayudar, pero se necesita tiempo para informar debidamente sobre los riesgos de este método substituto del cigarrillo habitual.

Mientras los científicos llegan a un consenso, veremos otras opiniones que son sabias y mordaces: el médico de la Universidad de Pensilvania, Dr. Scott Halpern, afirma en una entrevista que, "La mejor forma de ayudarlos a dejar de fumar es ofreciéndoles dinero". ¡Curioso, y nada tecnológico método! Pero a lo mejor funciona... ¡Quién sabe!

Lo que sí está claro es que ante una adicción la clave es tomar "conciencia", procurar no engancharse, buscar ayuda profesional y tener fuerza de voluntad.

Comentarios