Noticias

Dos jóvenes de 18 y 19 años son sospechosos de tres asesinatos en Columbia Británica

Dos jóvenes de 18 y 19 años son sospechosos de tres asesinatos en Columbia Británica

La Policía de Canadá busca a dos jóvenes, Kam McLeod, de 19 años, y Bryer Schmegelsky, de 18, sospechosos del asesinato de una pareja de turistas y de una tercera persona. Han sido vistos en el norte de Saskatchewan, en la Columbia Británica, conduciendo un Toyota RAV4 gris, según ha informado una portavoz de la Real Policía Montada de Canadá, que ha pedido a sus ciudadanos que "permanezcan alerta".

En un principio se creía que los sospechosos estaban desaparecidos e incluso se pensaba que también habían sido víctimas de un asesino en serie ya que la furgoneta en la que se transportaban fue hallada quemada a casi 500 km de donde encontraron los cuerpos de la estadounidense Chynna Deese, de 24 años, y el australiano Lucas Fowler, de 23, pareja que viajaba en una furgoneta Chevrolet de 1986, que se accidentó y los dejó en la carretera en las cercanías del parque natural Liard River Hot Springs, donde sus cuerpos fueron encontrados el pasado lunes 15 de julio, a un lado de la autopista con heridas de bala.

De hecho, el 19 de julio se inició la búsqueda de McLeod y Schmegelsky como desaparecidos a unos 450 kilómetros al sur de Liard River Hot Springs, después de descubrir su camioneta incendiada en la carretera. Sin embargo, en vez de encontrar a los dos jóvenes, la policía descubrió el cuerpo quemado de otra persona, un hombre sin identificar de entre 50 y 60 años de edad.

Al cierre de esta edición los jóvenes eran considerados como los principales sospechosos de los crímenes, aunque se desconoce cuáles pueden ser sus motivos o si están armados.

Filtro de Facebook activado por error aparece durante rueda de prensa de la policía

Precisamente para informar al país sobre el caso de Deese y Fowler, pasado 19 de julio, en una rueda de prensa retransmitida por las redes sociales, la persona encargada de la grabación no se dio cuenta de que el filtro de gatos de Facebook estaba activado. Así, la sargento que estaba brindando la información, apareció en el vídeo con las orejas, la nariz y los bigotes de un felino.

El departamento de policía ha emitido un comunicado disculpándose por el incidente argumentando problemas técnicos, en particular que dejaron activada una opción que suele estar activa por defecto.

Comentarios