Espiritual

Dios convoca a su pueblo

Dios convoca a su pueblo

Queridos hermanos y hermanas este descanso del verano es un buen momento para recordar que no debemos pensar únicamente en descansar, porque Dios no descansa, debemos estar despiertos siempre para que podamos constantemente mantenernos dentro de la gracia de Dios.

Deberíamos pensar mucho en el amor de Dios, pero pensar en el amor de Dios a través de lo que es la iglesia; (1 Pedro 2:5 también vosotros, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual para un sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo). Porque la iglesia no es una institución, ni debe restringirse al clero o el vaticano; la iglesia somos todos, la iglesia es una relidad muy amplia abierta a toda la humanidad y con una historia muy antigua ya que fue fundada por Cristo; (Mateo 16:18 Yo también te digo que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia).

Este precepto tiene sus raíces en el antiguo testamento; debemos entender que es Dios mismo quien toma la iniciativa, convoca a su pueblo, su amor es la clave de todo este llamado, y nosotros muchas veces decimos seguirlo pero fallamos, nos resistimos es la historia de la fidelidad de Dios y de la infidelidad del pueblo, es la paciencia de Dios la que no se cansa de educarnos como un padre a un hijo, no se cansa de perdonarnos; el reconocermos pecadores nos permite acoger esta misericordia del perdón y esto nos hace crecer en la iglesia y no por nuestros méritos (Efesios 2:20 edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo Cristo Jesús mismo la piedra angular), sino por la experiencia cotidiana del amor de Dios.

Por eso es importante pensar que si planeamos estar lejos de nuestro lugar de congregación para estar como pueblo de Dios y recibir juntos su cuerpo y su sangre, debemos poner en nuestros itinerarios de viaje el tiempo y lugar para unirnos como pueblo de Dios.

Y así tener la fuerza de poder trabajar en no caer en la tentación; no devolver mal por mal, pasando de víctimas a verdugos, porque así no se vive bien. Por el contrario, los hombres espirituales devuelven bien por mal, responden a la arrogancia con mansedumbre, a la malicia con bondad, al ruido con el silencio, a las murmuraciones con la oración, al derrotismo con la sonrisa.

Recordemos que el Espíritu Santo da a quienes lo reciben, una armonía tan profunda que puede transformar incluso las persecuciones en bienaventuranzas. Sin embargo muchas veces nos quedamos en la superficie y en lugar de buscar el Espíritu tratamos de mantenernos a flote pensando que todo irá mejor si se acaba ese problema, si ya no veo a esa persona, si se mejora esa situación.

Una vez que termina un problema, vendrá otro y la inquietud volverá. El camino para tener tranquilidad no está en alejarnos de los que piensan distinto a nosotros, no es resolviendo el problema del momento como tendremos paz. El punto esta en reunirnos como hermanos en la Iglesia y recibir la paz de Jesús, es la armonía del Espíritu con la fuerza del Pan de Vida que es vida eterna.

Recordemos que los cristianos necesitamos del Espíritu de unidad que nos regenere como Iglesia, como Pueblo de Dios y como humanidad fraterna.

Que Dios los llene de bendiciones y que seamos una comunidad de amor y perdon.

God summons his people

Dear brothers and sisters, today is a good time in this summer in which we should not think only about resting because God does not rest, we should always be awake so that we can constantly be within the grace of God. I think we should think a lot about the love of God but think about the love of God through what the church is; (1 Peter 2: 5 you also, like living stones, are edified as a spiritual house for a holy priesthood, to offer spiritual sacrifices acceptable to God through Jesus Christ), because thesecutions into beatitudes. Instead, how many

times do we stay on the surface instead of seeking the Spirit, we try to stay afloat, thinking that everything will be better if that problem ends, if I no longer see that person, if that situation improves. Once one problem ends, another will come and the concern will return.

The way to have peace of mind is not to get away from those who think differently from us, it is not solving the problem of the moment as we will have peace. The point is to come together as brothers in the Church and receive the peace of Jesus, it is the harmony of the Spirit with the strength of the Bread of life that is eternal life. Remember that Christians need the Spirit of unity that regenerates us as a Church, as the People of God and as fraternal humanity.

May God fill you with blessings and may we be a community of love and forgiveness.

Comentarios